El color de los tulipanes invade los Países Bajos

Los Países Bajos se transforman en un lienzo de color gracias a los tulipanes en flor. Foto Redcharlie Unsplash

El color de los tulipanes invade los Países Bajos

En Ámsterdam, Haarlem, Lisse o en pequeñas poblaciones costeras el país se tiñe de colores con la floración de millones de tulipanes

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

13/03/2020 - 14:06h

Entre mediados de marzo y fines de mayo los bulbos de tulipanes florecen en los campos, viveros y parques de los Países Bajos, y despliegan un tapiz multicolor a lo largo de su pequeña geografía.

La apertura de los pétalos llega con desfiles y diversos eventos conmemorativos, que por ahora, no hay indicios de que se vayan a cancelar por la crisis del coronavirus.

La flor neerlandesa que llegó de Asia

Cabe aclarar que aunque todo el mundo asocie al tulipán con los Países Bajos, esta flor es originaria de Asia Central, que llegó cuando el Imperio Otomano en el siglo XVI amenazaba con conquistar Europa.

[Para leer más: Explosión de color en el jardín más hermoso del mundo]

Parque Keunekhof mario gogh unsplash

En el parque Keunekhof se plantan siete millones de bulbos. Foto: Mario Gogh Unsplash

El clima atlántico, las primaveras de días suaves y noches frías y el terreno húmedo de los pólders (tierras ganadas al mar) fueron la combinación ideal para que esta flor pueda crecer en excelentes condiciones, lo que motivó una fiebre especulativa en el siglo XVII que cuando estalló la burbuja llevó a la ruina a gran parte de la población.

En el siglo XVII la fiebre especulativa por la compra y venta de bulbos de tulipán creó una burbuja que al estallar llevó a la ruina a miles de personas en los Países Bajos

Esta historia se puede conocer en la visita al Museo del Tulipán de Ámsterdam, que se encuentra frente a la casa de Anna Frank, que presenta la evolución de la flor en la economía y cultura de los Países Bajos.

Floración de tulipanes, Keukenhof.

En Keukenhof además de tulipanes hay incontables variedades de flores.

El festival del tulipán

Pero la mejor manera de verlos, que duda cabe, es en persona. Desde el 31 de marzo hasta el 30 de abril se desarrollará (si no hay cancelaciones previstas) el Festival del Tulipán de Ámsterdam, en el que 85 puntos de la ciudad -como museos, edificios públicos, parques y hoteles- se decoran con las flores amarillas, rojas y naranjas de esta especie.

Entre los puntos destacados están el Vondelpark y el Hortus Botanicus, pero si por algún motivo uno viaja antes o después de abril, puede pasar a ver el florecimiento en el Bloemenmark, el mercado flotante de la ciudad, donde 15 barcazas permanentemente ancladas en el canal Singel presenta un fascinante despliegue de aromas y colores.

Foto Tulip Festival

Toda la ciudad de Ámsterdam se decora con tulipanes. Foto Tulip Festival

El gran parque

A media hora de Ámsterdam, cerca de la ciudad de Lisse, se encuentra una de las mecas de los tulipanes: el parque de Keunekhof. Presentado como el jardín más grande del mundo, cuenta con nada menos que siete millones de flores de 800 variedades de esta especie.

Y no es la única: en sus extensiones también crecen los jacintos, las orquídeas, las rosas, los claveles, los lirios, las azucenas y muchas variedades más de flores, que conforme se acerca la primavera comienzan a desplegar sus pétalos.

El parque de Keunekhof cuenta con más de siete millones de tulipanes de 800 variedades

Un equipo de 40 jardineros se encargan desde octubre de diseñar senderos y recorridos en la gran superficie del parque, que año a año cambia de temática. En este 2020, el lema es “Un mundo de colores”, con lo que ya podemos anticipar la explosión cromática que se podrá ver.   

campos tulipanes Foto Tulip Festival

Cientos de prados florecen en primavera. Foto Tulip Festival

El parque se divide en diferentes jardines, como el Histórico, el Clusius (dedicado al científico que convirtió al tulipán en la flor por excelencia del país); y el de la Inspiración.

Además hay una serie de pabellones como el de Beatriz, con 2.000 metros cuadrados centrado en el cultivo de orquídeas, el de Guillermo-Alejandro, con 15.000 lirios de 300 variedades y el de Orange Nassau, dedicado a las flores de interior.

El desfile de las flores

Uno de los eventos más divertidos relacionados con la cultura del tulipán es el Bloemencorso, programado para el 25 de abril, en el que 20 grandes carrozas y unos 30 coches completamente decorados con flores realizan un trayecto de 42 kilómetros entre Noordwijk y Haarlem.

flower parade Foto Tulip festival

En el Bloemnecorso desfilan una veintena de carrozas decoradas con flores. Foto Tulip festival

Cientos de miles de personas se congregan en las carreteras o en las calles de los pueblos por donde pasa para ver este espectáculo rodante, que este año tiene a la palabra “libertad” como lema.

[Para leer más: Así son los ocho jardines botánicos más espectaculares del mundo]

Uno de los momentos más buscados por los cazadores de Instagram es cuando el cortejo floral pasa, a eso de las 15:30, por el parque de Keukenhof. Y si alguien no llegó a tiempo o por la prevención prefirió escapar de las multitudes, puede ver de cerca a las carrozas que quedarán aparcadas en Harleem hasta el domingo 26 de abril por la tarde.

Esta región de campos llanos, dunas y costa de vientos constantes es conocida como Bollenstreek, o sea región de los bulbos, donde en coche o bicicleta es posible ver campos y más campos llenos de tulipanes que son una delicia para la contemplación.