El Ejército frena una protesta de Greenpeace contra las prospecciones en Canarias

El Ejército frena una protesta de Greenpeace contra las prospecciones en Canarias

La armada protegió el buque perforador de Repsol de un intento de abordaje, según el Ministerio de Defensa

Redacción

Barcelona

15/11/2014 - 15:13h

Protesta de activistas de Greenpeace. Detrás, el buque Artic Sunrise

Una espectacular acción de protesta de Greenpeace en aguas canarias acabó con una de sus activistas herida tras caer al agua e impactar con una hélice. Tres lanchas de la organización ecologista se dirigieron al buque perforador de Repsol, el Rowan Renaissance, para realizar "una protesta pacífica" contra las prospecciones petrolíferas. Desde la pasada madrugada, los miembros de Greenpeace se encuentran a bordo del Arctic Sunrise en el punto exacto donde la compañía debe realizar sus exploraciones.

Las lanchas fueron interceptadas, según relata la organización, por dos embarcaciones del ejército español, que "han embestido en varias ocasiones a los activistas" provocando que una chica de 23 años y nacionalidad italiana, cayese al mar. "Ha recibido dos cortes y ha sufrido una fractura", dice Greenpeace, que añade que sus embarcaciones están "dañadas".

El Ministerio de Defensa, por su parte, asegura que lo activistas se dirigieron al Rowan Renaissance "con la intención de abordarlo", por lo que la Armada decidió interceptar la acción.

El buque de acción marítima Relámpago, con base en el Arsenal de Las Palmas y a las órdenes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, "está llevando a cabo actividades operativas en apoyo de la defensa de los intereses nacionales en aguas del Atlántico próximas a las Islas Canarias para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, debidamente autorizadas por el gobierno de la Nación, del barco Rowan Renaissance, indica en un comunicado Defensa.

La Armada ha negado que se embistiera a las embarcaciones de los ecologistas. En su versión, la activista cayó al mar desde una de las zodiac arriadas desde el buque ecologista Artic Sunrise y resultó herida de consideración al impactar las hélices de una de las embarcaciones. No está claro si fue la de las lanchas de la propia Armada o la de Greenpeace. Unos y otros se echan las culpas.

Un efectivo de la armada saltó al agua para rescatar a la activista. Fue trasladada al patrullero Relámpago, donde fue estabilizada antes de su evacuación en helicóptero del SAR del Ejercito del Aire.