El Gobierno escuchará a los empresarios de chiringuitos en la reforma de la Ley de Costas

El Gobierno escuchará a los empresarios de chiringuitos en la reforma de la Ley de Costas

El Ejecutivo quiere convertir a los negocios privados de la playa en "aliados" de la conservación del litoral

Espetos de sardinas en un chiringuito de Málaga (Foto: Jesús Domínguez)
Los chiringuitos de la Costa del Sol ven más cerca la solución al problema de sus licencias después de años de cambios y promesas. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, ha asegurado que el Gobierno central irá de la mano de los empresarios de playas en la reforma de la Ley de Costas que acometerá el Ejecutivo. Se pretende proporcionar seguridad jurídica a esta actividad y proteger el medio ambiente con nuevas medidas.

En un encuentro en Torremolinos (Málaga), Ramos de Armas ha indicado que el Ejecutivo es consciente de que los chiringuitos son "motor económico, de desarrollo y generador de empleo", además de ser una actividad "fundamental" en Málaga y en otros puntos de España.

Por ello, el responsable ha manifestado que hay que "proteger" al empresariado y a los emprendedores para que "se desenvuelvan en un marco de seguridad, puedan hacer inversiones y sean competitivos".

Ramos de Armas ha manifestado que estos profesionales se convertirán "en aliados", puesto que "tienen mucho que decir y colaborar porque son los primeros interesados en que las playas estén bien conservadas".

Buscar la alianza

El secretario de Medio Ambiente ha admitido que los propietarios de chiringuitos "vienen haciendo una correcta gestión de los recursos y de los residuos, que se puede mejorar, pero queremos buscar esa alianza para la conservación de su entorno".

Ramos de Armas ha aludido al plazo de las concesiones, a la rigidez en las distancias, "que en ocasiones no tienen sentido", a la necesidad de estabilizar las playas y a la revisión de los deslindes, entre otras iniciativas.

En Andalucía existen cerca de 2.000 concesiones de playa, de las que unas 900 corresponden a chiringuitos, generando este sector empleo en 40.000 personas, según datos de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas (Faeplayas).

"Fin al acoso y derribo de chinriguitos”

Por su parte, el presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, ha subrayado que "hoy se pone fin a una operación de acoso y derribo de los chiringuitos".

Arenas ha explicado que está "muy orgulloso" de la decisión de reformar la Ley de Costas "porque ha salvado la economía".