El golpe de Estado tambalea al turismo en Turquía

Patio de la Mezquita del Sultán Ahmed, en Estambul, uno de los destinos más populares de la ciudad turca.

El golpe de Estado tambalea al turismo en Turquía

Las agencias de viaje españolas temen que los atentados y la inestabilidad política desaten una ola de cancelaciones a este destino

Cerodosbé .

Barcelona

17/07/2016 - 13:58h

El golpe de Estado de la noche del viernes, que fracasó a las pocas horas, puede ser el golpe de gracia para turismo en Turquía, justo en el recambio de la segunda quincena de julio.

La explosión de una bomba en el aeropuerto de Estambul, en junio, llevó a una disminución del interés del país euroasiático por temor a nuevos atentados. “Pero el golpe de Estado ha dejado a Turquía fuera de juego”, dice Martín Sarrate, presidente de la Asociación Catalana de Agencias de Viaje (ACAV) a la agencia ACN.

Según detalló el presidente de la entidad turística, muchos catalanes renunciaron a sus viajes cuando sucedió el atentado al aeropuerto, aunque no aportó cifras de cancelaciones. Sarrate cree que se presenciará una ola de modificaciones de viajes para que no hagan escala en Turquía, una parada obligada para los vuelos que se dirigen al sudeste asiático o a China.

Para el presidente de la Confederación Española de las Agencias de Viajes (CEAV), Rafael Gallego, si Turquía vuelve a protagonizar nuevos sucesos violentos “seguirá cayendo el número de turistas”.

Ola de atentados

Además del ataque al aeropuerto, que dejó 36 muertos, Turquía sufrió un lamentable rosario de sucesos sangrientos: en octubre de 2015, más de cien personas murieron en una explosión del Estado Islámico en Ankara. Pocas semanas después, un suicida se hizo estallar cerca de la Mezquita Azul, en Estambul y mató a doce turistas alemanes. En abril, cuatro personas murieron cuando otro suicida detonó sus explosivos en la transitada avenida Istiklal. Entre febrero y marzo, en Ankara las organizaciones kurdas cometieron dos atentados que dejaron un reguero de 60 muertes.

Turquía es el sexto destino turístico más popular del mundo. En abril, fue visitada por 1,7 millones de extranjeros, un 28% menos que un año atrás, según la Asociación de Agencias de Viaje de Turquía (TURSAB). Esta había sido la mayor caída en 17 años, y todavía no se sabía las repercusiones tras el atentado al aeropuerto. Durante el 2015, el país ha recibido 36 millones de turistas, y el mercado generó un volumen de 27.500 millones de euros, un 4,7% de su PIB.

Otro impacto a la salud turística ha sido el derribo de un caza ruso que se aventurado fugazmente en el espacio aéreo turco, en noviembre, lo que motivó un alud de cancelaciones de operadores rusos, el principal mercado emisor de turistas extranjeros.

Vuelos cancelados a Estambul y Ankara

El día sábado el aeropuerto internacional Atatürk, de Estambul, operó con muchas dificultades, y se han cancelado 20 de los 29 vuelos programados entre España y Turquía.

A lo largo del domingo esta terminal restableció su ritmo de operaciones, pero todavía con numerosas cancelaciones y retrasos.