El incremento de cruceros en Portugal impacta de forma desigual en Galicia

El incremento de cruceros en Portugal impacta de forma desigual en Galicia

El empuje de Oporto amenaza al puerto de Vigo, mientras que A Coruña podría beneficiarse con escalas

Cristina Díaz

18/03/2013 - 22:23h

Crucero en un puerto español
Las infraestructuras gallegas siempre han mirado con recelo a Portugal, especialmente a Oporto. El aeropuerto de Sá Carneiro y sus vuelos low cost sacan miles de pasajeros a las terminales gallegas, mientras que a nivel portuario, Leixoes desbanca a las radas autonómicas en tráficos absolutos y en mercancías en general. Sin embargo, a la hora de hablar de cruceros, el crecimiento luso impacta de forma desigual en la comunidad.

Los cruceros también crecen en los puertos lusos aunque, si bien el incremento de pasajeros es una amenaza para el puerto de Vigo, no es tan negativo, ni mucho menos, para el de A Coruña, que puede verse beneficiado incluso por escalas.

Futura terminal de cruceros en Leixoes

En 2012, el puerto de Leixoes creció un 81% en número de pasajeros en cruceros. Aunque todavía lejos de las cifras de A Coruña y Vigo, el incremento ha sido espectacular. La cifra alcanzada el pasado año es de 75.163 pasajeros, frente a los 41.829 de un año antes. El aumento se debe a que el puerto luso ha comenzado a dar alojamiento a cruceros de grandes dimensiones tras las obras efectuadas en 2011.

Además, se prevé que en marzo de 2014 entre en funcionamiento la nueva terminal de cruceros, que podrá albergar a 2.500 pasajeros. El Gobierno portugués insiste en que el potencial de puerto de Leixoes se verá incrementado, además, gracias a la gran oferta de conexiones de Sá Carneiro.

A Coruña toma la delantera

Mientras esto ocurre en el país vecino, el puerto de Vigo atraviesa un bache en cuando a número de turistas. Este año, A Coruña ha pisado el acelerador y adelantará a la capital olívica como principal terminal de cruceros. En diciembre, las previsiones apuntaban a que A Coruña recibirá, por primera vez en su historia, más de 100 escalas, lo que supondrá el desembarque de 160.000 pasajeros.

A finales de año, el puerto de Vigo aseguraba que tenía ya contratadas 80 escalas. Los comerciantes locales advirtieron del perjuicio que les ocasionaría la reducción de cruceros.

Perjudicados

Pero, con estos datos, ¿cómo afrontarán los puertos gallegos la amenazas del futuro muelle de trasatlánticos portugués? En A Coruña están tranquilos. “A nosotros no nos afecta para nada, en absoluto. Al contrario, puede incluso que nos veamos beneficiados por la mayor distancia con respecto a Oporto”, explican desde la consignataria de cruceros del puerto herculino.