El lujoso tren presidencial que descubre los mejores vinos de Portugal

El Tren Presidencial es la experiencia más lujosa para recorrer el Valle del Douro. Foto: Tren Presidencial

El lujoso tren presidencial que descubre los mejores vinos de Portugal

El centenario y elegante Tren Presidencial viaja por el corazón de valle del Douro, en un trayecto entre viñedos y selectos platos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

21/02/2020 - 17:18h

Este es un viaje a través del tiempo en una pieza de museo. Es que el Tren Presidencial es una de las piezas más valiosas del Museo Ferroviario de Portugal, donde está expuesto diez meses al año. Pero entre septiembre y octubre se lo traslada a la estación de São Bento, en Oporto, para realizar un viaje entre viñedos y fincas centenarias por el valle del Douro.

El transporte de los jefes de estado

En 1890, cuando toda gobernaba la monarquía lusitana, el convoy era conocido como Tren Real y se usaba para el transporte de Luis I y su familia.

Al convertirse en república en 1910 continuó como el transporte oficial del jefe de Estado, y así como de gobernantes, papas y reyes que visitaron el país hasta 1970.

Durante 80 años el tren transportó a jefes de estado, ministros, reyes y papas

El convoy presidencial estaba compuesto por cinco vagones: el del salón del jefe de Estado, el de los ministros, el de la comitiva y el personal de seguridad, el restaurante y el de los periodistas.

Tren presidencial 4

Los vagones conservan la elegancia centenaria. Foto: Tren Presidencial

Cuando se lo retiró de circulación fue destinado al museo ferroviario, y ahí estuvo  durante 40 años, hasta que hace una década se renovó con un exquisito cuidado en mantener la elegante estética de sus vagones. Solo la locomotora, de los años ’60, permanece como una de las pocas concesiones a la modernidad.

El viaje por el Douro

Los viajes parten desde la estación de São Bento, en Oporto, que también es una reliquia de la arquitectura ferroviaria. Diseñado bajo la influencia francesa por el arquitecto José Marques de la Silva, es célebre por los 20.000 azulejos pintados por el artista Jorge Colaço que retratan escenas de la vida campestre en Portugal.

[Para leer más: De Peso da Régua a Pinhão: de ruta por la mejor carretera del mundo]

El convoy parte por la mañana y corre en paralelo al río Douro (Duero para los españoles), más concretamente en el tramo del Alto Douro Vinhateiro, productor de los mejores ejemplares del vino de Oporto.

 


La experiencia vitivinícola en la Quinta do Vesubio

Durante el trayecto desde las ventanillas el curso fluvial está siempre presente, con los puentes que lo atraviesan y los pueblos de casas blancas y tejados rojos que se alternan con las terrazas en que se cultivan los viñedos, que durante la primavera adquiere un verde intenso que transmuta al rojo y el amarillo durante el otoño.

El tren primero atraviesa la región de Baixo Corgo, famosa productora de oportos de cosecha temprana, que se puede probar en su ciudad más importante, Peso da Régua, famosa también por sus dulces tradicionales.

Tren presidencial 3

El tren transcurre a lo largo del valle del Douro. Foto Tren Presidencial 

Le sigue la región central de Cima Gordo, donde a la distancia se ven las casas de las quintas, las 200 fincas viñateras esparcidas en las laderas del Douro.

La comida a bordo

Mientras el tren recorre esos paisajes se sirve una comida de cinco platos, elaborada en la pequeña cocina del tren, elaborados por chefs de gran prestigio; que pocas horas después están de vuelta en los fogones preparando los scones que se servirán en el té de la tarde.

Tren presidencial 2

La calidad de los platos justifica el viaje. Foto: Tren Presidencial

Durante el trayecto, en el salón comedor y en el piano bar, antiguamente reservado a ministros y presidentes, el vino fluye continuamente pero con moderación, servido en copas Riedel. No solo se prueba al famoso vino ajerezado de la región, sino también a otras variedades de este valle, como el exquisito Niepoort.

Degustación de vinos

Tras la comida el convoy llega a la Quinta do Vesubio, cerca de la ciudad de Pinhão. Allí los pasajeros descienden en la bonita estación de tejados azules para realizar una degustación en esa bodega, propiedad de una tradicional familia de raíces escocesas, que produce oportos premium de las marcas Graham, Warren, Cockburn y Down.

En la bodega Quinta do Vesubio los pasajeros asisten al tradicional pisado de las uvas mientras bailan canciones típicas

Dado que los viajes se realizan en coincidencia con la época de cosecha, los viajeros tienen la oportunidad de presenciar el ancestral proceso de pisar las uvas con los pies descalzos al ritmo de canciones tradicionales.

Tren presidencial 5

A lo largo del trayecto se degustan vinos de la región. Foto Tren Presidencial

[Para leer más: ¿Por qué está tan de moda viajar a Oporto?]

Un par de horas más tarde el Tren Presidencial regresa a Oporto, con el personal animando con espectáculos musicales y con degustaciones de bebidas de sobremesa.

A la noche, el Tren Presidencial regresa a la estación de São Bento, punto final de un exclusivo recorrido que propone una nueva manera de conocer las tradiciones y sabores de esta región de Portugal.