El mapa de las vacaciones de los grandes ejecutivos

El mapa de las vacaciones de los grandes ejecutivos

Los destinos nacionales prevalecen en las decisiones de empresarios

Marta Sánchez

31/08/2013 - 22:56h

Las vacaciones de los grandes empresarios | L'AVI
El verano se acaba, las maletas se deshacen y los ejecutivos guardan en el cajón las bermudas para volver a enfundarse el traje y la corbata. Pero ¿adónde se han escapado este verano? La mayoría ha optado por destinos nacionales, mientras que son pocos los que han reservado habitación en resorts de exóticos países. Éste es el mapa de las vacaciones de algunos de los grandes ejecutivos del país.

El clásico del verano lo han protagonizado el consejero delegado de Banc Sabadell, Jaume Guardiola, y el de Caixabank, Juan María Nin, que han escogido el litoral catalán para pasar sus vacaciones. La Costa Brava (Girona), destino predilecto de la burguesía y escenario del festival de Cap Roig, sigue atrayendo a dos de los principales banqueros de España.

Cantabria y Jerusalén


El empresario Josep Lluis Bonet se ha decantado por un clima más fresco propio del norte de España. El presidente de las burbujas más famosas del país, Freixenet, y presidente del consejo de administración de Fira Barcelona ha dejado atrás las oficinas de Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona) para instalarse unos días en Cantabria.

Pero no ha sido el único que ha preferido la montaña al estío de Barcelona. El presidente de Foment del Treball,Joaquim Gay de Montellà, se ha escapado dos semanas a su residencia de la Cerdanya (Girona), donde su familia regenta uno de los restaurantes más importantes de la zona: La Torre del Remei. Aunque no ha sido la única vía de escape de Montellà. Se ha reservado siete días del calendario para disfrutar, junto a su familia, de la ciudad de Jerusalén (Israel).

Amancio Ortega se va a Francia

El presidente de la patronal catalana Pimec, Josep González, es otro de los empresarios que en época de crisis prefiere quedarse en España. Concretamente, en el sur. Al igual que Victor Grífols, que este año se ha quedado sin viajar, por placer, al extranjero.

La tercera fortuna del mundo según Forbes, Amancio Ortega, ha preferido surcar los mares durante la temporada estival. El fundador de Inditex pasó unos días en la Costa Azul francesa a bordo de su yate Valoria acompañado de familiares como su hija Marta y su yerno Sergio Álvarez. La foto de familia la completaba el menor de los nietos de la gran fortuna española, Amancio Junior, de apenas seis meses de vida.

Visita al pueblo natal


Canarias ha sido el destino escogido por el presidente de Agbar, Ángel Simón. El mismo que ha pisado el secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez. Aunque el sindicalista también ha pasado unos días en su pueblo natal, Belmonte (Asturias), para desconectar y cargar pilas.

Su homólogo de Comisiones Obreras (CCOO), Joan Carles Gallego, ha preferido las playas de Sant Feliu de Guíxols (Girona) para recuperar fuerzas antes de volver a la carga.

Vacaciones en la oficina


El recién casado consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, ha optado por la isla de Ibiza como lugar de vacaciones. Junto a su mujer Cristina Valls Taberner, descendiente de la estirpe de banqueros catalanes, el empresario mallorquín ha pasado unos días en la isla pitiusa después de quedarse sin luna de miel debido a los compromisos profesionales.

Pero son pocos los que reconocen que este verano no se han tomado ni un día de descanso. Es el caso del presidente de Volvo España y de la asociación de importadores de coches (Aniacam), Germá López Madrid, que ha pasado julio y agosto con un pie en casa y otro en la oficina. “Este año no toca. Pero no es una cuestión de quejarse, sino de responsabilidad”, argumenta.

Discreción corporativa


Compañías como Mercadona, FCC o Acciona son más reservados y evitan dar pistas de los destinos escogidos por sus respectivos presidentes. Y es que en épocas de vacas gordas todos alardean de sus exóticos viajes. Pero ahora, con delicadas situaciones financieras y expedientes de regulación de empleo (ERE) de por medio, muchos empresarios prefieren guardar en el anonimato sus destinos.

El presidente de la agencia de viajes de lujo Excellence Tours y presidente de la Associació Catalana d’Agències de Viatges (ACAV), Francesc Carnerero, marca en el mapa los rincones a los que se han escapado otros altos ejecutivos que siguen optando por el mercado internacional.

'Packs' paradisíacos


En este último año, las reservas se han centrado en paradisíacos packs como son Sudáfrica e Islas Mauricio, las Maldivas con parada en Dubai, o la polinesia francesa pasando unos días en Nueva York (Estados Unidos). Son personas con poder adquisitivo que, pese a la crisis, se pueden costear estancias durante 10 ó 12 días desembolsando entre 5.000 y 6.000 euros por persona.

Destinos al alcance de contados bolsillos que distan, y mucho, de los rincones escogidos por la mayoría de ejecutivos.