El museo más grande de Londres se muda a un mercado

El museo aprovechará las antiguas estructuras del mercado. Foto: Museo de Londres.

El museo más grande de Londres se muda a un mercado

El viejo mercado de West Smithfield será la nueva sede del Museo de Londres, que contará con el doble de espacio para contar la historia de la ciudad

Mar Nuevo

Madrid

16/01/2020 - 13:23h

Tras años “contando la historia de la ciudad más grande del mundo y su gente” en el número 150 de London Wall, en la City, el Museo de Londres estrenará nuevo emplazamiento en Smithfield, una de las áreas más históricas y creativas de la ciudad.

Su nuevo hogar se levantará sobre parte de un antiguo mercado (West Smithfield, en Farringdon), actualmente en ruinas, que permitirá dar una nueva vida a estructuras a la vez que proporcionar al museo una sede plagada de historia de la propia ciudad.

El museo se trasladará a West Smithfield, junto al histórico mercado de carne de la ciudad

El mercado de carne -Smithfield Meat Market-, mencionado ya en la obra Oliver Twist de Charles Dickens, continuará funcionado bajo las arcadas de su impresionante edificio victoriano, donde se abastecen de productos cárnicos restaurantes, carnicerías y supermercados de todo Londres.

El museo acondicionará una zona semiabandonada de Smithfield. Foto Museo de Londres.

El museo acondicionará una zona semiabandonada de Smithfield. Foto: Museo de Londres.

Pasado y futuro de Londres

Así, en lugar de un anodino nuevo edificio, el Museo de Londres recuperará las estructuras del antiguo mercado, dividido en varias zonas -mercados avícola, de carne, de pescado, central…- aunque dominados por la estética industrial y materiales como el ladrillo rojo y la piedra, el hierro forjado y el cristal.

Los estudios de arquitectura de Stanton Williams y Asif Khan han sido los escogidos para dar vida a este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 337 millones de libras (más de 394 millones de euros).

Con fondos que superan los siete millones de piezas, el nuevo espacio permitirá al museo duplicar el actual y pasar de 12.500 a 26.000 m2, a los que esperan atraer a alrededor de 1,5 millones de visitantes al año -frente a los 700.000 actuales) a partir de su apertura, prevista para 2024.

West Smithfield

El nuevo espacio permitirá al museo duplicar su espacio expositivo. Foto: Museo de Londres.

Nuevo hogar de la colección

Diseñado en su mayor parte por Horace Jones en 1860, el complejo incluye los edificios del mercado central, mercado de aves de corral y un conjunto de edificios conocidos como anexos que daban cobijo al mercado del pescado, maquinarias y mantenimiento.

En la década de 1960 y tras un importante incendio, se añadieron algunas partes a estos anexos que serán ahora eliminados, permitiendo contar con grandes espacios diáfanos donde se proyectarán diferentes festivales y performances.

El antiguo mercado central, con grandes galerías y hermosas bóvedas de cristal, acogerá las principales exhibiciones, además de un restaurante, una tienda y una cafetería.

Considerado el museo urbano más grande del mundo, su colección incluye multitud de objetos y exposiciones que explican la historia de la ciudad, desde la prehistoria a la dominación romana y la época medieval, sin olvidar el Londres moderno, desde 1666 hasta la actualidad.

Hasta 26000 m2 acogerán su vasta colección

Hasta 26.000 m2 acogerán su vasta colección, que cuenta la historia de Londres de la prehistoria a la actualidad.

Un largo camino

El proyecto de traslado del museo se baraja desde 2015, pero fue el pasado año cuando se escogió el proyecto que lo daría forma. Para la directora del museo, Sharon Ament, “Este es un hito importante, ya que establecemos formalmente los planes para transformar West Smithfield pero también transformar la propia idea de lo que puede ser un museo”.

El alcalde de la ciudad, Sadiq Khan, señaló por su parte que “la ciudad más grande del mundo merece el museo más grande del mundo”. El resultado será “la joya de nuestra corona”, añadió.

Paul Williams, director principal de Stanton Williams y arquitecto principal del proyecto, calificó el proyecto de “maravillosamente desafiante” y destacó “la oportunidad de ayudar a reinventar y transformar un área de Londres que tiene una historia tan rica”.

El ladrillo rojo, el hierro y el cristal definen las estructuras

El ladrillo rojo, el hierro y el cristal definen su diseño arquitectónico. Foto: Museo de Londres.

Siglos de historia (y de carne)

Los orígenes de West Smithfield y el Smithfield Meat Market se remontan hasta el siglo X en este mismo lugar, lo que lo convierte en el mercado más antiguo de Londres. Hay constancia de actividad comercial en la zona desde 1174 (compraventa de caballos, cerdos, vacas y bueyes). Originariamente conocido como Smoothfield, a finales de la Edad Media ya era el mercado ganadero más famoso del país.

Pero tuvo muchas otras vidas: fue utilizado como lugar de ejecución para criminales -incluidos Wat Tyler, líder de la revuelta de los campesinos de Inglaterra de 1381, y el héroe escocés William Wallace, que dirigió a su país contra la ocupación inglesa del rey Eduardo I. También acogió la Feria de Bartholomew, con fiesta, bailes y música, y considerada la más canalla de la ciudad.

El mercado de la carne actual tiene más de 140 años de historia, tras su creación en 1860. Durante la Segunda Guerra Mundial se clausuró y se utilizó como almacén, llegando a ser bombardeado.

Museo de Londres

Así será el nuevo Museo de Londres.

Hoy siguen pasando por sus instalaciones más de 120.000 toneladas de productos anuales, especialmente carne, pero también pescados o quesos. Acoge, además, varios pubs excelentes para degustar un típico desayuno inglés con un pinta de cerveza, como Cock Tavern, Victorian Fox o Anchor Hosterlry.