El nuevo Caminito del Rey provoca un 'boom' turístico en Málaga

El nuevo Caminito del Rey provoca un 'boom' turístico en Málaga

El sendero suma 160.000 visitantes en seis meses y riega la zona de dinero

I.J./Redacción

06/10/2015 - 18:59h

El nuevo Caminito del Rey ya es una atracción familiar
El nuevo Caminito del Rey ha provocado un 'boom' turístico en el interior de la provincia de Málaga. El sendero, que reabrió renovado el 28 de marzo, suma 160.000 visitantes en seis meses. El flujo de visitantes ha regado de dinero a los hoteleros de la zona, que ahora esperan mejoras de cara a 2016.  

La locura por visitar el paso es tal que Renfe planea aumentar la frecuencia de trenes de Cercanías hasta Álora y los convoyes regionales que paran en El Chorro, la localidad más cercana a la atracción. Asimismo, una compañía de autobuses sopesa lanzar un servicio directo Málaga-El Chorro, que llevaría a turistas de la capital hasta el lugar.

"Los visitantes al Camino se han doblado. Y vienen muchos extranjeros que se han enterado de la renovación del sendero por la prensa", explican a 02B fuentes del complejo de turismo rural La Garganta, que mira a la entrada sur del camino.

Atracción familiar

El Caminito del Rey es un sendero de 7,7 kilómetros de longitud en línea recta que une Ardales, al norte, con El Chorro, Álora, al sur, por el espectacular Desfiladero de los Gaitanes. El itinerario ha recibido una inversión de 5,5 millones de euros para hacerlo más seguro –se caía a trozos en algunos tramos- y convertirlo en producto turístico homologable.  


La fórmula ha funcionado. "Las reservas se han triplicado. La ocupación ha sido máxima en temporada alta, y notable los fines de semana en temporada media", ha indicado a 02B Juan Rabaneda, propietario de dos alojamientos rurales en el entorno de Álora.

Futuro 

La Diputación de Málaga aspira a exprimir el éxito del Caminito, del que se han hecho eco hasta 90 medios de todo el mundo. De cara a 2016, se instalarán dos centros de visitantes, se construirá un túnel en la zona más peligrosa del Desfiladero y se recuperará una cascada con una caída de cien metros de altura.