El nuevo (e hiperrealista) museo de Juego de Tronos en Croacia

Juego de Tronos cuenta con un nuevo museo en Split. Foto Game of Thrones Museum.

El nuevo (e hiperrealista) museo de Juego de Tronos en Croacia

Juego de Tronos se acaba, pero sus legiones de fans podrán seguir disfrutando de su serie favorita a través de un nuevo museo temático en Split

Mar Nuevo

Madrid

16/05/2019 - 15:57h

Croacia es, junto a España, Irlanda, Islandia, Noruega o Malta, uno de los países que más localizaciones ha prestado a Juego de Tronos, la producción de HBO que tiene en vilo a millones de espectadores en todo el mundo. Y es en la ciudad croata de Split donde acaba de abrir sus puertas un nuevo museo de la serie.

Aunque esta es su última temporada -que llega tras 20 meses de suspense-, las legiones de fans podrán seguir recreándose en su serie favorita en todo tipo de atracciones, que van desde experiencias interactivas en Belfast hasta un hotel construido en hielo en Finlandia y un bar efímero de Chicago.

Croacia ha dejado para la historia ‘seriéfila’ grandes momentos y lugares de Juego de Tronos, como el Palacio de Diocleciano de Split, donde Daenerys mantuvo encadenados a sus dragones en la cuarta temporada

Por supuesto, también en tours que muestran las localizaciones originales de la serie y en museos, como este que acaba de inaugurarse en Split.

[Para leer más: Juego de tronos se apodera de Belfast]

Nuevo museo temático

Localizaciones en Dubrovnik, Šibenik o Klis han dejado para la historia ‘seriéfila’ grandes momentos y lugares de Juego de Tronos, como el Palacio de Diocleciano de Split, donde Daenerys mantuvo encadenados a sus dragones en la cuarta temporada.

Foto Game of Thrones Museum (Split).
Trajes, espadas o armaduras figuran entre los objetos en exposición. Foto Game of Thrones Museum (Split).

Y justamente a pocos minutos de ese lugar, en la ciudad de Split, se abre el nuevo museo temático de la serie, con un total de 300 m2 de espacio interior y más de 100 piezas en exposición.

Con paredes pintadas de negro, luces tenues y aromas a cedro y jazmín que crean un ambiente casi místico, el museo trata de transportarnos al mundo fascinante de aquellas épocas sombrías en el que está inspirada la serie

Con paredes pintadas de negro, luces tenues y aromas a cedro y jazmín que crean un ambiente casi místico, el museo trata de transportarnos “al reino espeluznante de la época medieval en el que está inspirada la serie”, según explica su propietario, Luka Galic, convencido de que su propuesta es diferente a cualquier otra en el mundo por su carácter interactivo y los efectos especiales que presenta.

Solo apto para fans

En línea con su apuesta por la experiencia inmersiva, las fauces cavernosas de Drogon nos dan la bienvenida atravesando una pared, y es solo una de las esculturas hiperrealistas que nos encontramos y que incluyen también a los personajes principales en tamaño real, como Khaleesi, Thyrion, Hodor, Jacka Snow, Arya y Nighta Kinga y sus Caminantes Blancos.

Caminando por las cinco salas del museo pasaremos de Meereen (inspirado en Split) a Desembarco del Rey (inspirado en Dubrovnik) para luego dirigirnos hacia el norte, a Invernalia, Más allá del Muro y Weirwood Tree.

Para potenciar la sensación de introducirnos en el “mundo fascinante de aquellas épocas sombrías” podemos además contratar la visita guiada con un experto no solo en la exhibición de Slpit, sino también en los libros de George R. R. Martin y todos los detalles de la filmación de las ocho temporadas

En todo el recorrido encontraremos cascos, espadas, calaveras, ropas y maquetas de ciudades, así como la armadura completa de los Guardias del Rey. Una serie de fotografías sobre el rodaje en Split completan la oferta del museo si bien, promete Galic, irá añadiendo nuevos detalles en el futuro.

 

Visita a una época sombría

Para potenciar la sensación de introducirnos en el “mundo fascinante de aquellas épocas sombrías” que Galic busca recuperar, así como el “ámbito fantástico” de la serie, podemos además contratar la visita guiada con un experto no solo en la exhibición de Slpit, sino en la propia serie, incluidos los libros de George R. R. Martin y todos los detalles de la filmación de las ocho temporadas.

El museo está ubicado en céntrica calle Bosanska, cerca del lugar donde fueron rodadas varias escenas bélicas y también de los sótanos del palacio del emperador romano Diocleciano (siglo III), incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Desde hace años, la ciudad de Split, así como la de Dubrovnik, ofrecen turísticos de los lugares donde fueron filmadas escenas de Juego de tronos.