El paraíso en clave bávara: cinco mercados gastronómicos de Múnich

Los mercados de Múnich son una invitación a probar las delicias de quesos, vinos, embutidos y cervezas de Baviera.

El paraíso en clave bávara: cinco mercados gastronómicos de Múnich

Algunos son especializados en quesos y embutidos, otros en comida callejera, y están los que presentan las delicias artesanales de las comarcas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

09/03/2020 - 19:02h

Los bávaros saben cómo disfrutar de los pequeños placeres. En estos meses en que la primavera asoma su luz y clima diáfano, los biergarten se llenan de residentes y visitantes que matan las horas con grandes jarras de cerveza y platillos típicos de Múnich y alrededores.

La sólida y deliciosa tradición gastronómica de Baviera se puede descubrir en esos patios cerveceros, en sus elegantes restaurantes o en los sitios donde este camino se genera, que son los mercados de la ciudad.

Hay por lo menos cinco mercados, algunos de ellos permanentes, que son un festival para los ojos y los paladares; sitios que rebosan de aromas, gustos y colores, donde el tópico de que los alemanes son fríos y distantes no tiene vigencia en esta ciudad, la más importante del sur del país.

Viktualienmarkt

Este es el abuelo de los mercados muniqueses, creado en 1807, cuyo nombre sintetiza su legado: el mercado de víveres.

[Para leer más: Múnich, una bávara con mucho estilo]

Viktualienmarkt Foto Shoot Zurich

El Viktualienmarkt es el mercado más antiguo de Múnich. Foto Shoot Zurich

Ubicado en la plaza de las calles Frauenstrasse y Heiliggeistkirche, los orígenes de venta de productos de las granjas y cortes de carnes persisten junto con el despacho de delicias bávaras como los tradicionales pretzel y los schnitzels (escalopes), además de un generoso despliegue de quesos y embutidos que conviven con coloridos puestos de ventas de flores y bouquets.

Elisabethmarkt

Este mercado fue bautizado con el nombre formal de Sisi, la emperatriz austríaca hija del duque de Baviera. Y uno de los más centrados en productos delicatesen.

Si se quiere probar productos delicatesen, hay que dar una vuelta por el Elisabethmarkt y su generoso despliegue de embutidos, quesos y cervezas

Ubicado en el distrito de Schwabing, meca de los cazadores de tendencias, en las paradas se pueden encontrar incontables variedades de quesos y productos cárnicos, así como toda clase de cervezas artesanales, una de las tradiciones más sólidas en esta región alemana.

Elisabeth Foto Turismo de Munich

El Elisabethmarkt guarda un aire pueblerino. Foto Turismo de Munich

Los residentes suelen pasar por sus paradas para proveerse de todo lo que van a comer en los picnics por los cerros de los alrededores, uno de los paseos más interesantes que se pueden realizar en Múnich.

Hall of Taste

En rigor este no es un mercado al uso, pero el principio es el mismo: el primer viernes de cada mes una legión de camiones abren los tinglados de sus estructuras, despliegan sillas y mesas y transforman este espacio de la Pressehaus Bayerstrasse en el Hall of Taste, la meca de la comida callejera, más conocida con el glamouroso nombre de street food.

[Para leer más: Maxvorstadt, direcciones para perderse en el Múnich más 'cool']

Hall of Taste foto Hall of Taste

Hall of Taste es una congregación de 'food trucks'. Foto Hall of Taste

Obviamente aquí hay especialidades bávaras como el cerdo adobado, las albóndigas con chucrut o los pretzels, pero en realidad esta es una babel de platos y preparaciones, desde el popular doner kebab (sí, de origen turco pero conocido en Europa gracias a los alemanes) a la sopa vietnamita, pasando por tacos mexicanos y bacalaos a la noruega.

En el inmenso patio cervecero esta bebida (rubia o negra) circula sin pausas, mientras que en los escenarios suelen tocar bandas musicales o los DJs demuestran sus habilidades.

Wiener Markt

Hay cosas que se presentan mejor en envase pequeño, y este es el caso de este mercado, el de la Plaza de Viena, tradicional punto de venta de frutas y vegetales para los vecinos del distrito de Haidhausen.

El Weiner Markt, el mercado más pequeño de Múnich, es el sitio ideal para comprar pan de centeno, una rica tradición bávara

Allí se pueden comprar riquísimos panes de centeno, tradicionales en los pueblos bávaros, así como carnes, vegetales y vino.

wiener platz Foto turismo de munich

El mercado de Wiener Platz es ideal para degustar platos típicos. Foto Turismo de Múnich

Alrededor de la plaza se despliegan las largas mesas con bancos para disfrutar de lo comprado con una jarra de cerveza, en un barrio de casas tradicionales que le dan al lugar una estética de pueblito.

Auer Dult

Alrededor de la plaza Mariahilf se encuentra este mercado, uno de los más grandes de la ciudad, con 300 paradas que venden de todo, desde equipo de cocina y menaje a vestimentas tradicionales, pasando por elementos de limpieza o libros antiguos.

[Para leer más: Oktoberfest en Múnich: la fiesta que no te puedes perder]

pincho de pescado Auer Dult

Los pinchos de pescados son populares en el mercado de Auer Dult.

Y también hay donde comer. El mercado se especializa en productos frescos, cafés (comunes u orgánicos), zumos de frutas y, por supuesto, diferentes tipos de cervezas.

Estas se pueden degustar con pinchos de pescado, salchichas a la barbacoa o pollo asado. Y de postre, almendras caramelizadas y pasteles que son una bomba de chocolate.