El 'plan Montoro' salva los bous al carrer

El 'plan Montoro' salva los bous al carrer

La deuda que acumulaban los ayuntamientos valencianos se ha liquidado gracias al plan de proveedores del Gobierno

Estefania Oliver

04/08/2012 - 20:16h

Una vaquilla en uno de los festejos de bous al carrer celebrados en Valencia
Los cerca de 6.000 festejos que se celebrarán este verano en la Comunitat Valenciana están a salvo. El plan de proveedores al que se han acogido los consistorios valencianos ha dado un respiro a los ganaderos. “La actividad ha remontado gracias al pago de las facturas pendientes con los ayuntamientos”, según el presidente de la Asociación de Ganaderos de bous al carrer, Vicente Benavent.

Los municipios de la Comunitat adeudaban 1,5 millones de euros lo que había puesto en peligro la continuidad de algunas ganaderías y una de las fiestas más populares en la época estival. “En verano realizamos el 90% de los festejos de todo el año”, apunta Benavent.

Con el plan Montoro, los ayuntamientos no sólo se han puesto al día, sino que, además, se pagan los servicios con mayor regularidad. “Ya hemos cobrado los trabajos de julio”, señala el portavoz de los ganaderos.

Pero no todas las alcaldías cuentan con un presupuesto suficiente para mantener el nivel de los festejos y algunos pueblos han reducido en días y en toros las fiestas locales.

El pienso y la paja, más caros

Aunque el cobro de las facturas pendientes ha resultado un balón de oxígeno para el colectivo, el sector pecuario advierte que el encarecimiento de los piensos y la paja podría empeorar la situación en pocos meses.

“Ahora hemos ganado ingresos pero en un año el pienso ha subido en 50 euros por tonelada (el coste medio es de 250 euros) y la paja en cuatro céntimos el kilo”, señala Benavent. Estos incrementos afectan, y mucho, a los ganaderos que pueden necesitar 15 toneladas de pienso al mes y 13 kilos de paja cada tres semanas aunque “depende del tamaño de cada ganadería”.