El principal museo de Róterdam abre las puertas de sus depósitos

Depot abrirá sus puertas en 2021. Foto Ossip | Museo Boijmans Van Beuningen.

El principal museo de Róterdam abre las puertas de sus depósitos

Para mostrar sus fondos no expuestos, el museo Boijmans Van Beuningen de Róterdam construye un vanguardista almacén revestido de espejos

Mar Nuevo

Madrid

12/05/2020 - 12:08h

Haría falta ampliar la mayor parte de museos del mundo para poder mostrar sus fondos. En el caso de El Prado, por ejemplo, de sus paredes cuelga tan solo el 16% de su colección (unas 1.290 de las casi 8.000 que posee). Por eso, este museo de Róterdam permitirá acceder a sus depósitos, donde descubrir entre bambalinas las tareas que se ocultan detrás de las pinturas, grabados o esculturas, de la restauración al transporte pasando por la investigación y la conservación.

De media los grandes museos exhiben solo entre el 6 y el 7% de sus colecciones

En una de las ciudades que más apuesta por la arquitectura de vanguardia del mundo, la nueva sede del museo Boijmans Van Beuningen, enclavada en el Museumpark, no desentonará: como un futurista arca de Noé cubierto de espejos, el edificio ha sido diseñado por el estudio MVRDV, que dirige el holandés Winy Maas.

[Para leer más: La increíble supervivencia de Los Girasoles durante la Segunda Guerra Mundial]

Boijmans Van Beuningen Depot

Depot (depósito) es precisamente el nombre escogido para esta prolongación del museo, que en 2019 cerró sus puertas para acometer diferentes renovaciones de sus espacios, una gran obra por fases en la que empleará siete años.

Depot 2020. Foto Ossip

Depot 2020. Foto: Ossip | Museo Boijmans Van Beuningen.

Con 39,5 m de altura y 40 m de diámetro, que se amplían a 60 en la cubierta, y una superficie total de 15,541 m2, este innovador espacio permitirá mostrar la mayor parte de las 151.000 obras que integran los fondos del museo.

Se podrá visitar con o sin guía, lo que permitirá bucear entre las obras y conocer una cara poco vista de este tipo de instituciones, presenciando en primera persona actividades relacionadas con la conservación y restauración de obras, las curiosidades que rodean el transporte o la investigación.

Con o sin guía podremos deambular entre las obras y descubrir aspectos hasta ahora ocultos relacionados con su conservación o restauración

Entre sus fondos, que van desde la Edad Media al siglo XXI, con importantes colecciones sobre el impresionismo y el surrealismo, así como el arte pop británico y estadounidense, se cuentan obras maestras de Rembrandt, Van Gogh, Monet, Mondrian, Magritte, Dalí, David Hockney, Andy Warhol y Claes Oldenburg.

Con un presupuesto de 84 millones de euros, abrirá al público en 2021 y se espera que por sus instalaciones pasen entre 150.000 y 250.000 personas cada año.

El depósito se sitúa junto a la actual sede del museo. Foto Ossip Boijmans Van Beuningen

El depósito se sitúa junto a la actual sede del museo. Foto: Ossip | Museo Boijmans Van Beuningen.

Un icono mundial

Según el director del Museo Boijmans Van Beuningen, Sjarel Ex, precisamente esta labor hará del Depot un “icono mundial de las artes”. Destacará, en su juicio, el papel del museo como un lugar “que hace” además de lugar “que tiene”. Será, así, una oportunidad para acercarse a la cultura y el patrimonio desde una nueva perspectiva y, sobre todo, a través de una experiencia cercana e inmediata: “por primera vez, aquí en Róterdam, toda nuestra colección será visible para todos”, subraya.

Será un edificio totalmente verde, con un control de temperatura y humedad adaptado a la tarea de conservación de obras de arte y un jardín en la azotea con 75 árboles escogidos por su capacidad de sobrevivir en las alturas y soportar las condiciones climáticas.

Sala de máquinas

Entendido como una gigantesca sala de máquinas del museo, el espacio contará además con un restaurante en la azotea y una tienda propia (Depot), y se celebrarán rutas y visitas guiadas así como eventos.

También se reserva un área del edificio, de alrededor de 1.900 m2, para alquilarlo a coleccionistas privados, museos, instituciones o fundaciones. A quienes depositen allí sus obras se les ofrecerán los mismos servicios y estándares de conservación que se aplican a los propios fondos del museo.

Depot. Foto Ossip

Depot suma un nuevo hito a la arquitectura de vanguardia de Róterdam. Foto: Ossip.

[Para leer más: Róterdam, capital de la arquitectura de vanguardia]

Museo Boijmans Van Beuningen

Fundado en 1849 con la colección que Frans Jacob Otto Boijmans legó a la ciudad de Róterdam y ampliado cien años más tarde con las obras adquiridas por Daniël George van Beuningen, el museo se encuentra en un edificio de 1935 diseñado especialmente para albergar sus fondos y que ya es un monumento emblemático de la ciudad.

Actualmente cerrado, el museo se autodefine como “un viaje a través de la historia del arte” ya que, a diferencia de otros espacios museísticos especializados en determinadas épocas, el Boijmans Van Beuningen abarca arte holandés y europeo desde la Alta Edad Media hasta el siglo XXI. Cuenta con obras maestras de artistas como el Bosco, Rembrandt, Monet, Van Gogh, Kandinsky, Dalí, Mondrian y Rothko.

Un recorrido por este museo, pues, es como visitar el mundo de los maestros holandeses, cruzar el Impresionismo y el Surrealismo y llegar al Modernismo y el movimiento artístico De Stijl.

Instalación en el museo Boijmans Van Beuningen. Foto Maurice Boyer

Instalación en el museo Boijmans Van Beuningen. Foto: Maurice Boyer.

Cerámicas medievales, vidrios renacentistas y muebles de Gerrit Rietveld y las grandes manifestaciones del diseño contemporáneo holandés se cuentan también entre sus fondos.

Abierto por obras

Mientras permanece cerrado por obras, una obra que cuenta con un presupuesto de 234 milones de euros y que se vertebrará en tres fases, sus fondos siguen exhibiéndose a través, por ejemplo, de la programación ‘Boijmans bij de Buren’, algo así como ‘Boijmans en casa de los vecinos’ con unas 500 obras en 11 exposiciones en diferentes lugares de Róterdam.

Así, mientras el Museo Marítimo de Róterdam exhibe una selección de paisajes marinos, el Museo Chabot, al otro lado de la calle, muestra grandes obras de arte de, entre otros, Kandinsky. En el Kunsthal se encuentra parte de la colección de grabados del museo durante una exposición inspiradora sobre Picasso y Piranesi.

A partir de 2021, la colección Boijmans en todo su esplendor se mudará al nuevo Depot, el primer ‘almacén’ de arte abierto al público del mundo.