El realquiler de habitaciones prolifera al calor del Sónar en Barcelona

El realquiler de habitaciones prolifera al calor del Sónar en Barcelona

Algunos internautas recurren al 'bolígrafo más ticket' para revender entradas

Ignasi Jorro

13/06/2013 - 20:47h

El festival Sónar 2013 arranca hoy en Barcelona en su nueva ubicación en la Fira de Barcelona y un concierto de Pet Shop Boys como plato fuerte. Con todo, algunos aprovechan el festival para hacer su particular agosto.

Un mercado paralelo de realquiler de habitaciones ha emergido a rebufo del certamen. Quieres venir al Sónar? Ya tienes habitación, reza uno de las decenas de anuncios online, en este caso en loquo.com. Los precios oscilan entre 20 y 150 euros por día o noche, bastante por encima de las tarifas habituales por habitación en la Ciudad Condal.

Sin embargo, los expertos avisan a aquellos con ánimo de hacer dinero rápido. "Para realquilar una habitación el propitario debe dar su consentimiento", avisa Georgina Anfruns, abogada experta en derecho inmobiliario de AOB abogados. De lo contrario, el arrendador 'puede terminar el contrato por incumplimiento del mismo'.

En cualquier caso, el propietario del inmueble debe probar que la habitación se ha realquilado. En tal caso, la Ley de Arrendamientos Urbanos le daría la razón si lo hace.

Entradas

Una picaresca similar ocurre con las entradas del festival. Algunos internautas recurren a todo tipo de triquiñuelas para ahorrar a otros los 175 euros del abono completo.

'Hola. Vendo boli bic por 55 euros y regalo entrada para la noche del viernes en el Sónar 2013', asegura un vendedor en Milanuncios.com. La argucia se repite en otras páginas de clasificados con mecheros o clips.

Esta treta pretende burlar el Decreto autonómico 112/2010 de Espectáculos Públicos. El texto legislativo prohíbe explícitamente la venta y reventa ambulante de entradas y emplaza a los cuerpos policiales a decomisarlas si este supuesto se cumple. Sin embargo, la fórmula de "venta de artículo más regalo de entradas" no está contemplada.

El vacío legal permite que, de momento, los reventas operen en esta nueva edición del festival.