El Sorolla más pequeño se hace grande en Valencia

Consideradas inicialmente apuntes, Sorolla llegó a exponer sus notas de color como obras independientes. Foto Juan Carlos Cardenas EFE

El Sorolla más pequeño se hace grande en Valencia

En la Fundación Bancaja, ‘Sorolla. Cazando impresiones’ se centra en las producciones de pequeño formato del pintor valenciano con una muestra de 270 obras

Mar Nuevo

Madrid

11/06/2020 - 13:48h

Las llamaba apuntes, manchas o notas de color y llegó a pintar más de 2.000 sobre tablillas de pequeño formato, pero también de cartones, papeles y trozos de lienzos. Durante mucho tiempo consideradas obras íntimas e inacabadas, después llegaron a exponerse y cotizarse como muestras de su trabajo más personal. Son los cuadros más pequeños de Joaquín Sorolla, protagonistas ahora de una gran exposición en Valencia.

Estuvieron presentes a lo largo de toda su trayectoria, desde su época de estudiante en València, como pensionado en Italia, como flâneur en París y como artista consagrado en las playas del Mediterráneo y del Cantábrico.

Tras su paso por Madrid y Bilbao, la muestra incorpora nuevas obras para la exposición de Valencia, especialmente notas de color de temas y lugares valencianos

En su mayoría escenas cotidianas de su familia y motivos de paisajes o lugares, estas notas de color nos permiten acercarnos al proceso creativo del artista en una muestra ubicada en la Fundación Bancaja de Valencia que podrá verse hasta el 26 de julio.

 

[Para leer más: Cinco exposiciones que se pueden (y se deben) ver ya en Europa]

Sorolla en pequeño formato

Comisariada por Blanca Pons-Sorolla, Consuelo Luca de Tena y María López Fernández con la colaboración de Isabel Justo, la muestra incluye un total de 270 obras procedentes del Museo Sorolla, la Fundación Museo Sorolla de Madrid, la Diputación de Valencia, la Casa Museo Benlliure, la Colección Hortensia Herrero, la propia Fundación Bancaja, así como de una veintena de colecciones particulares, la mayoría valencianas.

Tras su paso por el Museo Sorolla y el Museo de Bellas Artes de Bilbao, le exposición llega a Valencia con nuevas piezas y una selección de obras ideada especialmente para esta muestra, como los pequeños lienzos con referencias y temáticas valencianas. De hecho, muchos de esos temas de inspiración valenciana no llegaron nunca a pasar a gran formato, como las barracas y alquerías de la huerta y monumentos como el Puente del Real y el Pouet de Sant Vicent.

Las obras más frescas de Sorolla

En este caso, la presentación de las notas de color junto a los grandes cuadros permite contrastar dos formas distintas de hacer en diferentes escalas: una más pulida o terminada, acorde con postulados más cercanos a la academia, y otra, liberada y fresca.

Exposición Sorolla. Foto Juan Carlos Cardenas EFE

Exposición Sorolla. Foto: Juan Carlos Cardenas | EFE.

El recorrido por la exposición se estructura en tres bloques y arranca por la etapa de formación y consolidación de Sorolla (1885-1889) cuando, tras unos primeros años en Valencia, viaja a Roma y a París para instalarse después en Madrid. 1903 y la obra Sol de tarde marca un punto de inflexión donde el artista considera que ha encontrado definitivamente su estilo.

En sus años de madurez (1904-1911) y con hitos como su primera gran exposición monográfica en París, en la Galería Georges Petit, muestras en Alemania, en Londres y Nueva York sus notas de color captan temas como las variaciones de la luz a lo largo del día y de las estaciones, el color de las sombras o los reflejos y transparencias del agua. En esta época las obras de pequeño formato aparecen ya en las exposiciones, consideradas por el propio artista como obras autónomas e independientes.

En la tercera época, de plenitud (1912-1919) que incluye momentos como el encargo de los murales para la Biblioteca de la Hispanic Society de Nueva York y la pintura de algunas de las más hermosas y logradas escenas de playa, los apuntes siguen evolucionando. Así, si cada vez más la ligereza de las notas de color salta a las obras de gran envergadura, en las pequeñas tablillas sigue experimentando e investigando, siempre en la búsqueda de sintetizar las formas al aire libre.

La muestra tenia que haber sido inaugurada el 14 de marzo. Foto Juan Carlos Cardenas EFE.

La muestra tenia que haber sido inaugurada el 14 de marzo. Foto: Juan Carlos Cardenas | EFE.

Con motivo de la exposición -por el momento no se realizan visitas guiadas- se ha editado un catálogo con la reproducción de las obras expuestas acompañadas de los textos Blanca Pons-Sorolla, María López Fernández e Isabel Justo.