El terrorismo islamista despierta al Sinaí de su sueño turístico

El terrorismo islamista despierta al Sinaí de su sueño turístico

Tres personas son asesinadas en un atentado con bomba contra un autobús turístico, según la policía egipcia

Ningún grupo ha reivindicado el ataque aún
Un atentado con bomba contra un autobús en la península del Sinaí ha matado al menos a dos turistas surcoreanos y a un conductor egipcio, según el gobierno del país.

Un número indeterminado de surcoreanos, aunque se informa de hasta 15, también resultó herido en el ataque, sucedido justo cuando el autobús se estaba preparando para entrar a Israel.

Fuentes de la policía israelí aseguran que el autobús fue alcanzado por un coche bomba. Por ahora, ningún grupo ha reivindicado la acción, aunque se sospecha del terrorismo islamista.

La península del Sinaí, un antiguo enclave turístico seguro, ha derivado cada vez más hacia rangos fuera de la ley desde que el presidente Hosni Mubarak fue derrocado en 2011.

Si hasta la fecha se consideraba como el único lugar de Egipto a salvo de la violencia derivada por los conflictos sociales y políticos del país, el ataque de este domingo supone un baño de realidad para la industria de la zona.

Un número indeterminado de grupos terroristas operan en la península, y las tribus beduinas viven en gran medida fuera del control de El Cairo.

Los ataques de los terroristas islamistas se han intensificado desde que el ejército derrocó a Mohammed Morsi en julio.

Precisamente este domingo, el ex presidente compareció ante el tribunal para enfrentar cargos de espionaje y conspiración por cometer actos de terrorismo.

El ex líder islamista se enfrenta a cuatro juicios distintos, tres de los cuales ya se han abierto.