El turismo británico cae en Escocia meses antes del referéndum

El turismo británico cae en Escocia meses antes del referéndum

El Partido Laborista atribuye las malas cifras al voto secesionista del 18 de septiembre

Ignasi Jorro

Barcelona

20/05/2014 - 21:27h

Panorama de Edumburgo, capital de Escocia.
El turismo interior de ciudadanos británicos a Escocia cae a escasos meses del referéndum secesionista, que se celebrará el próximo 18 de septiembre. Según datos de VisitScotland, en enero y febrero hubo 18 millones de entradas de ciudadanos del resto de Reino Unido a Escocia, un 9.3% menos que el mismo período el año anterior.

Además, el gasto turístico doméstico se desplomó un 25.2% durante los dos primeros meses del año, de 738 millones de libras (907 millones de euros) en 2013 a 552 millones (679 millones de euros) este año. Los tours de un solo día por la región también cerraron el indicador bimensual en negativo, con una caída del 4%.
 
 
Escocia pierde el 10% de visitantes del resto de la unión en un año
 
Por el contrario, el número de turistas internacionales a la región ha aumentado un 20%, ha revelado la diputada laborista Jenny Marra en declaraciones que recoge el Sunday Post. Precisamente, la electa ha apuntado al referéndum secesionista convocado por el gobierno del Scottish National Party (SNP) el 18 de septiembre como causa de la deserción masiva de visitantes del resto de la unión.

“Existe un gran consenso entre expertos, y es también puro sentido común, que promover relaciones de cordialidad entre países beneficia al turismo”, ha indicado. “¿Se preguntan ustedes qué mensaje envían al resto de la unión queriéndose separar?”, ha interpelado Marra al SNP en sede parlamentaria.
 
 
"La no-cordialidad con el resto de la unión está perjudicando al turismo", afirma una diputada laborista
 
Por su parte, los nacionalistas han echado mano de las cifras positivas para calificar la acusación de “alarmista”. Según VisitScotland, el gasto medio por persona y día en enero-febrero creció de 34,94 libras (42,9 euros) en 2013 a 37.80 libras (46,4 euros) hasta febrero de este año.

Asimismo, la agencia oficial de turismo en Escocia augura un “aumento de los índices de confianza” en todo el Reino Unido, lo que, espera, repercutirá en mejores cifras de visitantes durante la campaña de verano.