El turismo de Tailandia se resiente del golpe de estado

El turismo de Tailandia se resiente del golpe de estado

El jefe del ejército asume el control del país tras meses de protestas en las calles

Protestas en las calles de Bangkok
Tailandia vive días convulsos. Tras meses de protestas en las calles, el jefe del Ejército, el general Prayuth Chan-ocha, ha asumido el control del Estado. La inestabilidad política ha lastrado todos los sectores de la economía del país asiático y, en especial, el turismo. En marzo, cuando la situación aún no se había descontrolado, la ocupación hotelera apenas llegaba al 58%, 14 puntos menos que un año antes.
      
 
Se ha pedido a los turistas que eviten Bangkok y vayan directos a Phuket o Samui
 
El presidente de la asociación de agencias de viaje del país ha asegurado al Bangkok Post que la ley marcial afectará a la confianza del visitante, especialmente en mercados tan sensibles como Corea del Sur, Japón, Hong Kong y Singapore. La organización está pidiendo a los turistas que eviten la capital y que se dirijan a Chinag Mai, Phuket or Samui.

Las estadísticas del Banco de Tailandia muestran que las reservas anticipadas a tres meses vistas se situaban en el 26% en marzo, frente al 32% de hace un año. Además, la tasa de ocupación de ese mes fue del 58% en comparación con el 72% de 12 meses antes.