El turismo escapa al incendio del Alt Empordà por el momento

El turismo escapa al incendio del Alt Empordà por el momento

Palamós, Roses y la Platja d'Aro no se han visto perjudicados por el fuego. Portbou recupera la actividad y las conexiones

Vehículo de la Policía Nacional por la carretera AP-7, cortada este domingo por el fuego
El violento incendio que afecta a la comarca del Alt Empordà (Girona) desde este domingo no ha tenido incidencia en el sector turístico de la región hasta el momento. “La situación ahora mismo es de absoluta normalidad, tanto en las reservas hoteleras como en la hostelería”, asegura el director del Patronato de Turismo Costa Brava Girona, Ramón Ramos.

Las llamas surgieron en los municipios de Portbou y en La Jonquera a pie de carretera, por lo que la circulación de trenes y autobuses se vio interrumpida, aunque se ha ido restableciendo a lo largo del día.

Por su parte, los vuelos desde El Prat de Barcelona y desde al aeropuerto Girona han operado sin incidentes.

“Mínima incidencia”

En concreto, el responsable del Patronato de Turismo Costa Brava explica que los principales municipios turísticos de la comarca, como son Palamós, Roses y la Platja d'Aro, no se han visto perjudicados “en nada” por el fuego. En el pueblo pesquero Portbou --donde el incendio ha arrasado unas 50 hectáreas-- la incidencia ha sido “mínima” a nivel turístico.

Los bomberos han autorizado a restablecer la conexión ferroviaria entre Figueres y Portbou, que permite recuperar el servicio habitual de toda la línea Barcelona-Girona-Portbou.

La última actualización que ha hecho Renfe explica que sólo queda por abrirse el servicio de ancho internacional entre Figueres-Vilafant y Perpignan.