El turista chino cambia su forma de viajar a Europa

El turista chino cambia su forma de viajar a Europa

Los visitantes se concentrarán en uno o dos destinos del Viejo Continente, y dependerán menos del paquete organizado. 124.000 eligen España

Joan Oliva

19/03/2012 - 21:04h

Los viajes de los turistas chinos a Europa están cambiando. Los visitantes se concentrarán cada vez más en uno o dos países en lugar de los viajes multidestino que realiza en la actualidad por seis o siete naciones del Viejo Continente. El creciente número de personas que viaja y que ya ha visitado Europa en una ocasión anterior, anticipa la transición hacia este modelo

Aunque Europa solo representa el 4,1% de los viajes internacionales procedentes del país asiático, los destinos europeos saldrán ganando con un consumidor que alargará más su estancia media en cada país, y que ahora es de 9,2 días para el conjunto del tour.

Internet, uno de cada cinco viajes

Además, el viajero procedente del gigante oriental dependerá progresivamente menos del viaje organizado, y aumentará el número de viajeros individuales que buscan reservar un viaje por internet, lo que ya supone uno de cada cinco viajes comercializados.

Estas son algunas de las tendencias que anticipa el informe sobre este mercado que han realizado técnicos de turismo en el marco el programa Think Thank del Consorcio para la Competitividad del Turismo i Ocio de las Comarcas de Tarragona, financiado con fondos FEDER.

No obstante, Europa debe trabajar para cambiar la percepción que tiene muchos visitantes procedentes del lejano oriente. El boletín 'Tendencias' publicado este viernes por el Consorcio ubicado en el Parc Científic i Tecnològic de Turisme i Oci de Vila-Seca (Tarragona) indica que los turistas chinos perciben Europa como un continente caro, apático con los viajeros de ese país, con ciertos problemas de inseguridad.

Hoteles viejos y sucios

Además, añade el estudio, dos terceras partes de estos turistas eligen hoteles de gama media, pues el alojamiento no es su prioridad en el viaje. Ello no les impide comparar “los hoteles de nueva planta que han visto en otros viajes por Asia”, para concluir que la hostelería europea está envejecida, sucia y no adaptada a sus necesidades. “No obstante, los estándares medios de los alojamientos españoles son más altos que en otros países europeos”, matiza Olga Soler, técnica autora del informe.

No todos los turistas chinos que viajan son millonarios, ni de lejos. Casi un 30% de los viajeros internacionales chinos gana entre 580 y 880 euros mensuales, y otro 26% entre 330 y 550. El 68% realizó en 2010 su primer viaje al exterior.

España, noveno puesto


Con 124.000 turistas, España ocupa el noveno lugar entre los destinos europeos elegidos por los viajeros de China, y aunque ha multiplicado casi por siete su número de visitantes en la última década, “su punto de partida era poco significativo en términos absolutos, con menos de 16.000 turistas en el año 2000”, señala a 02B la autora del informe.

España ni siquiera aparece entre los 25 destinos internacionales del turismo de aquel país, pero su crecimiento promedio interanual de más de dos dígitos en recepción de turistas chinos permite pensar que el mercado receptor español ha podido superar el hándicap de la casi inexistencia de enlaces aéreos directos. Reino Unido, que precede a España en el ranking europeo, oferta 81 enlaces directos con China, mientras que desde los aeropuertos españoles solo se les ofrece cinco vuelos por semana.

Hasta ahora no existían datos desagregados sobre el reparto de los viajes de los turistas chinos en España, pero los datos del Observatorio Turístico de la Comunidad Valenciana de 2011 han permitido conocer que Catalunya, Madrid  y Andañucía, por este orden, concentran más del 80% de estos viajeros.