Dubái construye el primer rascacielos que puede respirar

La fachada de cerámicas de la Torre Wasl permitirá ahorrar energía y conservar al edificio fresco en su interior. Foto Unstudio

Dubái construye el primer rascacielos que puede respirar

La Torre Wasl, en Dubái, alojará un hotel de la cadena Mandarin Oriental. Su fachada de cerámica dará un efecto de que la estructura está viva

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/02/2020 - 12:19h

¿Cómo competir con un rascacielos en Dubái cuando a pocos metros tienes la torre más alta del mundo? Ese fue el desafío del estudio neerdelandés UNStudio, encargado de construir la torre Wasl. La respuesta la dio el cliente: no importaba la altura, sino que fuera sostenible.

Así avanzó el diseño de este rascacielos de 302 metros, 500 menos que su vecino Burj Khalifa, pero que presentará innovaciones inéditas en estas construcciones.

La elegante contorsión

Una es su estructura ligeramente contorsionada, que recuerda al concepto del contraposto, la forma creada por los artistas romanos para que el cuerpo presente una sensación de movimiento.

[Para leer más: Cómo es tomar una copa en el bar más alto del mundo]

Otra es su fachada de cerámicas, un material que permitirá que el edificio sea sostenible gracias a sus temperaturas interiores más frescas.

Wasl tower 2 Foto Unstudio

La Torre Wasl tendrá apartamentos de lujo y un hotel Mandarin Oriental. Foto: Unstudio

Las ventajas de la cerámica

Este material recubrirá una serie de planchas, que proveerán de sombra en el interior del edificio y evitará que el tórrido sol de Dubái exija un consumo elevado de aire acondicionado.

La cobertura de planchas de cerámica, que tendrán un leve movimiento, darán la sensación de que el rascacielos está vivo, como respirando

Al no tener una fachada de cristal, como otras torres cercanas, no presentará el temido efecto espejo de muchos rascacielos, donde el sol se refleja desde todos los ángulos y que contribuye a un aumento de las temperaturas urbanas.

El edificio que respira

El leve movimiento de las planchas de cerámica, y la forma del edificio, darán la sensación de que la estructura está respirando, dijeron en UNStudio.

Ese mismo efecto también se verá por la noche, cuando las luces de tecnología led iluminen la fachada detrás de las planchas.

 

Su arquitecto jefe, Ben van Berkel, destacó a CNN que la cerámica puede ser más resistente que el hormigón pero a la vez permite crear “fantásticas innovaciones” en los diseños; concepto que no es nuevo, ya que este revestimiento se usa hace siglos, como bien lo supieron los grandes arquitectos del modernismo.

[Para leer más: Seis proyectos con que Abu Dabi se adelanta al futuro]

Otra novedad es que la estructura tendrá un boulevard vertical a lo largo del edificio, que se creará con la alineación de los balcones y con la dotación de plantas en todos ellos.

Wasl tower 3 Foto Unstudio

La forma contorsionada del Wasl recuerda al estilo del contraposto de la escultura clásica. Foto Unstudio.

Un hotel Mandarin Oriental en su interior

El edificio, cuya fecha de finalización está programada para mediados de 2021, estará destinado para viviendas, oficinas, y también tendrá varios pisos para un hotel de la cadena Mandarin Oriental. En tanto, en la terraza habrá dos piscinas al aire libre.

También se contempla que sea el hogar de un futuro Museo de la Luz, enfocado en cómo la humanidad la conquistó por medio del arte y la tecnología, desde el dominio del fuego hasta las esculturas lumínicas.