Es hora de descubrir la cara más vanguardista de Praga

¿Quién dijo que las bibliotecas tienen que ser aburridas? Hay que mirar el ejemplo de Praga. Foto: Turismo de Praga

Es hora de descubrir la cara más vanguardista de Praga

Es un error creer que Praga se limita a edificios medievales y art-nouveau. En sus calles se encuentran interesantes muestras de la arquitectura moderna

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/04/2020 - 17:54h

Praga es reconocida por el excelente estado de conservación de sus barrios viejos como Malá Strana, por la impecable presencia de su castillo de estampa medieval y su catedral gótica y por las abundantes muestras de art-nouveau en sus cafés, hoteles y residencias.

Pero hay mucho más para descubrir. Y quien piense que en sus calles no hay muestras de arquitectura moderna, se equivoca.

La casa que baila

Seguramente el primer edificio que viene a la mente es la famosa Casa Danzante, la sede de ING diseñada por los arquitectos Frank Gehry y el checo-croata Vlado Milunić.

Frank Ghery pasó por Praga con su Casa Danzante. Foto: Turismo de Praga

Frank Ghery pasó por Praga con su Casa Danzante. Foto: Turismo de Praga

El estilo descontructivista trajo un aluvión de críticas de los vecinos más conservadores, pero la atractiva figura de los dos bloques que parecen bailar (y que fueron rebautizados como Ginger y Fred) contó con el apoyo del presidente checo Václav Havel, y revalorizó el barrio de Nové Město.

La Biblioteca Técnica

Si se baja al barrio de Dejvice no hay que dejar pasar  por la Biblioteca Técnica Nacional. Se trata de un edificio de cristal que suaviza su rigidez con sus bordes redondeados.

Abierta en el 2009 con un diseño del estudio Projektil Architekti, alberga también a la Biblioteca Municipal de Praga. El lugar tiene una capacidad para 1,7 millones de libros.

Los cómics que decoran el atrio central de la Biblioteca Técnica Nacional despiertan simpatía e ironía

Este edificio es un digno heredero del saber científico y tecnológico de la república Checa, que antes tenía su sede en la hermosa biblioteca Clementium, que se puede visitar para conocer sus interiores barrocos y globos terráqueos antiguos.

La innovadora presentación de la Biblioteca Técnica Nacional. Foto: Biblioteca Técnica Nacional

La innovadora presentación de la Biblioteca Técnica Nacional. Foto: Biblioteca Técnica Nacional

Volviendo al edificio moderno, es frecuentada por ingenieros, técnicos, científicos y diseñadores, pero también por una legión de trabajadores autónomos que pueden pasar horas al frente de sus portátiles sin necesidad de estar tomando un café extra largo detrás del otro.

Cabe destacar el atrio decorado por el pintor rumano Dan Perjovschi, con simpáticos dibujos sobre la tecnología plagados de ironía (atención al Quijote frente a los modernos molinos de viento).

Un nuevo paseo verde

Si alguien quiere encontrar muestras de arquitectura moderna en el Castillo de Praga tendrá que mirar hacia abajo. Más exactamente, al Foso de los Ciervos, que fue reconstruido por el estudio DA3.

[Para leer más: Tras los pasos de Kafka por las calles de Praga]

El lugar solo se puede transitar en verano, y es una interesante muestra de cómo un sendero boscoso y teóricamente sin atractivos se puede reconvertir en un bonito paseo con la silueta medieval de la antigua fortaleza a lo alto.

Foso de los ciervos

El Foso de los Ciervos, junto al Castillo de Praga.

Al antiguo sitio donde pastaban los ciervos (de ahí su nombre) se llega por un túnel peatonal diseñado por Josef Pleskot, con una estructura ovalada recubierta de ladrillos.

La Acrópolis oculta

Otro ejemplo de reconstrucción antigua a través de la arquitectura moderna es el Bastión XXXI. Se trata de una estructura medieval que formaba parte del escudo defensivo de la ciudad nueva de Praga, a un lado de los barrios de Albertov y Karlov.

Bastion XXXI

Bastión XXXI, la transformación de las antiguas murallas medievales.

El estudio MCA Atelier se encargó de transformar una zona derruida en un bonito paseo verde dotado de hermosas vistas panorámicas, animado con esculturas contemporáneas que le dan una estética de museo al aire libre.

La estructura medieval del Bastión XXXI fue transformada en un centro cultural y de esparcimiento que respetó su estética histórica

Lo interesante es que debajo del paseo y escondido por las murallas se encuentra un edificios de usos múltiples, como eventos culturales y sociales, que se despliega “como una Acrópolis oculta” explican los diseñadores de MCA

Allí hay un restaurante muy elegante que le da un toque sofisticado a este rincón de Praga.

El Ángel de Oro

Si una ciudad quiere presumir de arquitectura moderna tiene que tener un edificio de un diseñador estrella. Y en este caso, además del citado Gehry, encontramos a Jean Nouvell, quien concibió al complejo Ángel de Oro.

Angel de Oro Foto Wikipedia

El Ángel de Oro y su homenaje a Win Wenders. Foto: Wikipedia

Se trata de un edificio de formas redondeadas que aloja a oficinas y comercios. Situado en una esquina del barrio de Praha 5, sus paredes de vidrio tienen impresos frases de escritores relacionados con la vida cultural de Praga, como Konstantin Biebl, Franz Kafka, Guillaume Apollinaire, Rainer Maria Rilke y Gustav Meyrink.

El nombre proviene de una farmacia que fue demolida en 1980, pero para recordarla se imprimió en la fachada una gigantesca imagen del ángel de Win Wenders en El cielo sobre Berlín.

Otras muestras de arquitectura moderna

En el corazón del barrio antiguo de Praga también encontramos otros ejemplos de arquitectura moderna. Por ejemplo, en su kilómetro cero, la Plaza de Wenceslao, en un extremo se encuentra el palacio Euro, una torre de vidrio con una austera forma de cubo que dialoga con los vecinos palacio Astra y las grandes tiendas Bata.

Subiendo por la calle Vodičkova, no muy lejos, está el palacio Langhans. Es un edificio de 1870 que en 1905 cambió de cara con una fachada art nouveau, que fue reconstruido hace pocos años con un añadido en su terraza y respetando el estilo anterior.

[Para leer más: El banco de Praga que se convirtió en hotel (y casi galería de arte)]

Otro digno ejemplo de reconstrucción es el Palacio Edison, una central eléctrica de los años ’30 de arquitectura funcionalista que fue reconvertido en un diáfano espacio para oficinas.

Danube House Foto Wikipedia

Danube House y su perfil de transatlántico. Foto: Wikipedia

Y cerramos este paseo por uno de los edificios más llamativos de Praga, el Danube House, que con su forma de barco mira a la isla de Štvanice.

Este edificios de oficinas, donde la mitad de su fachada es de ladrillos y la otra de vidrio, presenta un amplio atrio en su planta baja que se suele usar para eventos sociales, donde también hay una cafetería y un elegante restaurante.

Su presencia es testigo de la nueva vida del barrio de Karlín, antes hogar de fábrica y depósitos y ahora sede de galerías de arte, restaurantes, vinotecas y espacios de coworking.