Esade alerta del estancamiento del 'sol y playa'

Esade alerta del estancamiento del 'sol y playa'

El 67% de los municipios españoles costeros no tienen una estrategia definida más allá del turismo 'low cost'

Gabriel Trindade

05/06/2013 - 02:00h

España cuenta con 648 banderas azules en sus playas. Esta distinción --que premia la accesibilidad, calidad de las aguas, información ambiental, y respeto a la legislación de las costas de 48 países-- muestra la calidad y la cantidad de recursos naturales que el turismo español dispone a su alcance. No en vano, el país se ha convertido en una potencia explotando el modelo de sol y playa.

Pero existe un problema. El sector se ha dormido con este modelo. Así lo señala un estudio elaborado por Esade y la Federación Española de Municipios y Provincias que ha contado con la participación de más de 150 municipios del litoral marino. El informe indica que las playas españolas carecen de planes estratégicos de mejora y siguen estancadas en su oferta turística.

Sin estrategia

El informe indica que el 67% de los municipios españoles no tienen ninguna estrategia. Y, entre los que aseguran tenerlo, la situación tampoco invita al optimismo. La mitad de ellos dice que están planteados a un año, lo cual no se ajusta a una planificación estratégica por tratarse de un periodo excesivamente reducido.

En este sentido, el 61% de los municipios afirma no tener planes de creación de nuevos productos turísticos o de reposicionamiento que afecten a la playa. El informe indica que los ayuntamientos consideran la playa como un activo rentable y no como un eje con el que desarrollar su economía.

Cambio de modelo

“La playa sigue siendo el principal atractivo de los municipios del litoral. Si por cualquier motivo las playas quedaran inútiles, se produciría una debacle en el 53% de los municipios, puesto que perderían más del 60% de los turistas”, explica el profesor de la escuela de negocios, Josep Maria Valls.

El docente añade que, pese a esta realidad, la mayoría de municipios no se plantea un modelo distinto que el del turismo de sol y playa. “Es hora de cambiar de modelo”, afirma el autor del informe Gobernanza de las playas españolas.

Sin control

El descontrol en las playas españolas va más allá del apartado económico. El 67,7% de los municipios siguen ofreciendo sus playas a cuantos más turistas mejor, por lo que no tienen un máximo de capacidad fijado. Más de las mitad de los encuestados declara que el bañista dispone de menos de 5m2 en sus costas.

Esade propone en sus conclusiones compartir servicios entre los municipios de una misma zona, desestacionalizar el uso de las playas a lo largo de todo el año con otras actividades, y la construcción en torno a ellas de una oferta económica más completa.