España pone en peligro su nuevo récord turístico

El turismo internacional seguirá creciendo, pero a un ritmo más leve

España pone en peligro su nuevo récord turístico

España seguirá creciendo pero a una marcha más lenta y con un freno en el precio de los hoteles

El turismo en España seguirá creciendo y quizás marque un nuevo récord, pero está perdiendo velocidad. Para el 2018 la patronal Exceltur calcula que el PIB turístico aumentará un 3,3%, un punto menos del incremento registrado en el año pasado.

En un análisis presentado por Exceltur se refleja que para el segundo trimestre del año se seguirá la tendencia de los tres primeros meses del año: el turismo internacional crecerá pero sin los registros del año pasado, que superaban el 4% de incremento intermensual .

Leve crecimiento del turismo internacional

La recuperación de Turquía y Egipto, así como la debilidad del mercado emisor británico, ralentizarán la demanda internacional a España en los próximos meses, indicó Exceltur.

Pero se espera que los turistas rusos, asiáticos y de Estados Unidos sigan aumentando su número. En el caso de los primeros, Aena calcula que las reservas aéreas crecerán el 13,9% entre abril y junio, y entre los norteamericanos se proyecta un incremento del 19,3% en los vuelos programados hasta la mitad del año.

Apuesta por el turista español

Exceltur confía en que el turismo español, tanto el familiar como el de empresas, equilibre la balanza. “La menor presencia de demanda turística extranjera de tour operadores favorecerá el crecimiento del mercado nacional en los principales destinos turísticos vacacionales”, sobre todo del interior y el norte de España, indica el informe Perspectivas Turísticas de esta asociación.

Cautela empresarial

Los empresarios son optimistas, pero cautos. La mitad de los sondeados en la Encuesta de Confianza de Exceltur cree que los resultados serán similares a los del 2017, y un 38,9% sí espera un crecimiento mayor al del año pasado.

La mitad de los empresarios turísticos creen que no habrá grandes incrementos de ventas en el 2018

Los hoteles de vacaciones que dependen de la demanda extranjera, así como los prestadores de servicios en zonas de la costa mediterránea, Baleares y Canarias son más pesimistas: uno de cada tres vaticina una caída en sus resultados.

Los que se frotan las manos son los grandes grupos de agencias de viajes, que esperan un “notable crecimiento” de los turistas nacionales en las ventas de viajes a ciudades españolas y de Europa, así como vuelos de largo y medio radio, y paquetes de cruceros.

Ralentización en los hoteles

Según la consultora Mirai, “los signos de agotamiento se confirman”. En el sector hotelero, sobre todo el que opera con reservas online, en el 2016 y 2017 se asistió a meses “de grandes incrementos”, mientras que en el 2018 se presencia “un leve repunte, debido al buen comportamiento de las reservas de mayor antelación”.

Esta consultora calcula que el ADR (tarifa media diaria), para este año, crecerá un 2% en los hoteles de Madrid, el 1% en Baleares, Valencia y Sevilla, pero bajará un 3% en Barcelona y un 9% en Canarias, impactada por la merma del turismo británico.

¿Fin de ciclo?

En Mirai dijeron que si se habla de “final de ciclo”, no llegará a todos los destinos de la misma manera. Además, advierten, una caída de los precios “no implica una rentabilidad negativa”.

La razón, aclaran, es que el turismo español ha mantenido precios muy elevados, “que aunque bajen, seguirá en años positivos para el sector”.