El crecimiento turístico de España pierde fuelle

Los británicos son el principal colectivo entre los turistas que visitan España.

El crecimiento turístico de España pierde fuelle

Las llegadas de turistas pierden velocidad en el inicio de 2017 y se frenan las visitas desde el Reino Unido

El crecimiento de las visitas internacionales en enero, del 5,2%, es la mitad de lo que habían aumentado las llegadas en el primer mes del 2017, que había sido del 10,8%.

Lo mismo sucede con los gastos: en enero los visitantes dejaron 4.501 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,6%. Pero este índice es casi tres veces menor al que se había logrado en enero del 2017, cuando había crecido el 14,1%, según precisan las estadísticas de Frontur y Egatur.

Esto evidencia que el turismo sigue gozando de buena salud, y que se ha podido recuperar, sobre todo, en Cataluña tras la caída del cuatro trimestre.

Pero la velocidad de crecimiento se está ralentizando, y a este ritmo apenas se podrá superar el récord de 82 millones de visitas que ha tenido España el año pasado.

Los británicos ponen el freno

También aparecen luces de alerta sobre el freno al turismo británico, que con sus 799.475 llegadas en enero (19,5% del total) se mantiene como el principal colectivo de visitantes.

La llegada de británicos, el principal colectivo de turistas, apenas creció el 0,2% en enero

En el primer mes del año, su crecimiento fue de apenas el 0,2%, mientras que en enero de 2017 su presencia había aumentado un 15%.

Canarias sufre el éxodo

La devaluación de la libra ha llevado a que muchos británicos decidieran poner rumbo a otros destinos más competitivos, como Túnez, Egipto o Turquía, un cambio de rumbo que ya había sido alertada por turoperadores extranjeros y locales.

Uno de los principales destinos de los británicos es Canarias, que recibió 1,2 millones de turistas (28,8% del total), lo que representa el 0,8% menos comparado con enero del año pasado.

En cambio Cataluña, tras haber perdido el 13,9% de visitas en diciembre, pudo remontar un 2% en enero, y este crecimiento es más llamativo cuando se compara con la caída del 2,7% que había tenido en el inicio de 2017.