España se queda sin récord turístico

El turismo en España toca techo: las visitas internacionales caen el 0,8%.

España se queda sin récord turístico

Las visitas internacionales en España caerán el 0,8% en el año, aunque se incrementará el gasto por turista

Las estadísticas confirman que la ralentización del turismo en España está dando paso a una leve caída en el sector. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, estimó que 2018 concluirá con la visita de 81,2 millones de turistas extranjeros, un 0,8 % menos que el número de visitantes del año pasado (cuando se llegó a los 81,9 millones).

Si se confirman estas cifras España habrá cortado una racha de nueve años de crecimiento sin interrupciones.

Para Maroto son “datos positivos”

El informe trimestral de Coyuntur, que analiza el movimiento turístico en el país, prevé que en el tercer trimestre se produzca un descenso del 2,2% en las visitas internacionales, al pasar de 15,6 millones del año pasado a los 15,3 millones que se esperan para los próximos meses.

Sin embargo, para Maroto estos son datos "muy positivos" porque mantienen a España "como un gran país receptor de turismo".

Aumenta el gasto

Frente al descenso de visitas el Gobierno español destaca que habrá un incremento del 2,8% en el gasto de los turistas internacionales, que rozaría los 90.000 millones de euros.

Las visitas internacionales en Cataluña descienden el 5,5% en los ocho primeros meses del año. El Gobierno lo adjudica a la inestabilidad política

Esta tendencia se repetirá en el cuatro trimestre, en el que se espera que los visitantes de otros países gasten un 3,4 % más (17.539 millones) que en el cuarto trimestre del año pasado.

La inestabilidad política causa la caída de Cataluña

Entre las comunidades autónomas, vuelve a llamar la atención el descenso de visitantes que recibe Cataluña, una tendencia que se inició el 1 de octubre del año pasado, cuando se realizó el referéndum por la independencia.

Entre enero y agosto las estadísticas oficiales indican de que Cataluña tuvo una caída del 5,5% en el número de visitantes, mientras que su gasto se disparó el 6,6%.

Para Reyes Maroto, no hay dudas sobre la razón de este descenso: "la inestabilidad política es un hecho y un motivo para que vengan menos turistas internacionales", afirmó.

Otra estrategia para Baleares

Baleares fue el segundo destino más golpeado por el descenso de visitas. Las islas mediterráneas son un caso "distinto" al catalán, dijo Maroto, y precisó que la estrategia de su cartera es trabajar con las autoridades comunitarias para "evitar congestiones, mejorar el destino y el modelo" de turismo.

La ministra dijo que el modelo para Baleares es una apuesta "por la calidad más que por la cantidad" debido, apuntó, a que se trata de un destino "con espacio limitado".