España superará a Francia en turismo por el récord de facturación

España superará a Francia en turismo por el récord de facturación

El cambio del dólar y la mayor competividad de la economía española perjudican al destino galo

El récord del turismo en 2013 ya tiene cifra. El dato alterará la correlación de potencias del sector. A 31 de diciembre, los viajeros, sobre todo internacionales, habrán inyectado en la economía española 65.000 millones de euros. El volumen de facturación cambiará el ranking de los mayores destinos mundiales en 2014, según las proyecciones.

España será el segundo país más visitado y Estados Unidos recuperará el liderato perdido en 1997 a favor de Francia, que cederá hasta la tercera posición. La competividad del vecino del Sur y la fortaleza del euro respecto al dólar debilitan el sector galo. España, además, se beneficia de los conflictos en la cuenca del Mediterráneo más de lo que el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) preveía.
 
 
El gasto medio será de 1.120 euros, un 8% más
 
El escenario lo dibuja Banco Popular en sus previsiones macroeconómicas elaboradas a partir de los datos de Frontur. La entidad que preside Ángel Ron redunda también con el consenso de los analistas: la industria turística y el impulso del sector exterior empujarán a España hacia la recuperación.

Los datos provisionales relativos al arranque del cuarto trimestre proyectan que la cifra final de clientes no residentes superará los 60 millones –dejará atrás los 57 millones de 2012, gracias al incremento del 6% en el cuarto trimestre (alrededor de 11 millones adicionales al cómputo)—. El gasto medio será, por tanto, de 1.120 euros –un 8% más—.

Transporte, alojamiento y hostelería crecerán en los últimos tres meses del año el 0,2%. Marcharán al doble de velocidad que el conjunto de la economía nacional. Las estimaciones del Banco de España cifran la evolución del PIB en el 0,1% adicional a 31 de diciembre. El escenario de fortaleza, iniciado con el resultado de 2012, pulveriza cualquier racha anterior.
 
 
El Banco de España auditó 31.000 millones de facturación en el primer semestre
 
Habría que remontarse hasta el binomio 2006-2007 para encontrar los niveles más altos. Entonces, el negocio osciló entre los 45.000 y los 49.000 millones. Ese fue el techo, que dio pie a la caída de 2009, cuando el turismo regresó a la situación de preburbuja (47.000 millones).

Si las previsiones se cumplen, el turismo dejará un resultado neto de prácticamente tres puntos de PIB (30.000 millones). El superávit fue de 23.118 millones de euros de enero a julio, que supone un aumento del 4,1% con respecto al alcanzado en el mismo período de 2012, según la balanza de pagos difundida por el Banco de España.

El optimismo de los analistas del Popular supera al del regulador, que auditó 31.000 millones de facturación en el primer semestre.