Los Estados Unidos, tras las huellas de Louis Armstrong

Si hay una cuna de la música en Estados Unidos, esa es Nueva Orleans.

Los Estados Unidos, tras las huellas de Louis Armstrong

Descubrimos las ciudades que han moldeado el país a ritmo de jazz, blues, country, rock and roll, swing o hip-hop

Nueva Orleans, Chicago, Nueva York, Nashville, Memphis y Miami son las paradas de un viaje que recorre las raíces musicales de Estados Unidos siguiendo las huellas de Louis Armstrong y buceando en los orígenes del jazz, el blues, el country, el rock and roll o el hip hop.

Un viaje inspirado en el documental 3D America’s Musical Journey, de MacGillivray Freeman Films, en colaboración con Brand USA, que protagoniza el cantante y compositor nominado al Grammy, Aloe Blacc.

Una inmersión en la cultura y la creatividad de Estados Unidos con el hilo conductor de una música que hunde sus raíces en la diversidad cultural, lo que tiene como resultado una mezcla única de sonidos.

Nueva Orleans

Pocas ciudades tienen un vínculo tan intenso con la música como Nueva Orleans. No sólo porque en ella nacieron Louis Armstrong y el jazz, sino porque también fue cuna de formas musicales originales que van desde las bandas o el ragtime a la música cajún, zydeco y rap.

Chicago música en directo
El corazón geográfico de la música de Nueva Orleans sigue siendo Congo Square.

Desde sus inicios, la bulliciosa ciudad portuaria acogió a diferentes culturas, costumbres y étnicas, cada una de las cuales añadió su propio sabor a la atmósfera local. Los africanos y sus instrumentos se mezclaron con los nativos americanos y los colonos europeos produciendo una cultura propia.

Hoy, no importa donde se mire, los artistas y la música están en todas partes en Nueva Orleans, desde los clubes de jazz de fama mundial a las calles

El corazón geográfico de la música de Nueva Orleans sigue siendo Congo Square, ubicado en el famoso barrio de Treme, y ahora parte del parque Louis Armstrong.

Chicago, el hogar del blues

Repleto de rascacielos de acero, vibrantes barrios étnicos y arte al aire libre, la conocida como Ciudad del Viento es uno de los focos culturales más potentes del país.

También es la ciudad que acogió a un Luis Armstrong de 24 años, uno más de los 500.000 afroamericanos que buscaban una nueva vida durante la Gran Migración que, entre 1916 y 1970, movilizó a más de seis millones de personas.

La confluencia de culturas, el dinamismo y la energía que desprende la ciudad continúa haciendo de ella un bastión de tendencias artísticas y musicales. Aún hoy es posible escuchar en Chicago a Ramsey Lewis, compositor y pianista de jazz octogenario con más de 80 álbumes y tres Premios Grammy en su haber.

Ramsey Lewis Chicago
El compositor y pianista de jazz​ Ramsey Lewis es una institución en Chicago.

La música en directo es onmipresente en los vecindarios de Bucktown y Wicker Park, y el mestizaje adquiere todo su sentido recorriendo Chinatown, Little Italy, Avondale, Andersonville, Pilsen y Lincoln Square.

Nashville, la ciudad de la música

Un recorrido por las ciudades vinculadas a la música no puede pasar por alto Nashville. Raíces en el folclore escocés e irlandés, baladas británicas, canciones de vaqueros, banjos africanos traídos por esclavos e historias de trabajadores de la tierra dieron como resultado la música country.

En 1925 comenzó a emitirse Grand Ole Opry, el programa radiofónico de música country más antiguo de Estados Unidos y auténtico trampolín de artistas de este género. Su Ryman Auditorium es una suerte de lugar sagrado para los amantes de la música.

En 1925 comenzó a emitirse en Nashville Grand Ole Opry, el programa radiofónico de música country más antiguo de Estados Unidos y auténtico trampolín de artistas 

Aquí es donde se escuchó por primera vez el sonido bluegrass, donde Johnny Cash se encontró con June Carter, y donde un adolescente Elvis Presley subió al escenario en 1954, hipnotizando a la audiencia.

Renovado y revitalizado en la década de 1990, ahora es un teatro de primer nivel que atrae a artistas contemporáneos, pero todos pueden sentir los fantasmas del pasado artístico en medio del ambiente.

Memphis, donde nació el rock and roll

Ubicado a orillas del río Misisipi, Memphis es un crisol de culturas, un punto de encuentro entre nativos americanos, colonos franceses, ingleses y españoles. Un lugar con ecos de esclavitud pero también del movimiento pro derechos civiles.

Memphis Swing
Memphis es la cuna del Rock and Roll.

Memphis es la cuna de uno de los sonidos más potentes que el mundo nunca ha escuchado: el rock and roll

En Memphis, W.C. Handy dio a conocer el Delta blues con el cambio de siglo y, 50 años después, Sun Studio produjo los éxitos de Elvis Presley. También es el hogar de Stax Records, una de las más importantes compañías discográficas de la música soul.

Hoy las ciudad continúa siendo una importante fuente de vida cultural, lleno de clubes en Beale Street que generan todo tipo de música, incluida una potente escena hip-hop.

Miami, de la salsa a la electrónica

Ubicada en la costa sureste de Florida, Miami es mundialmente famosa por sus playas, pero goza también de una animada vida cultural, con influencias que van desde Cuba al Caribe, desde la conga y la salsa al rock latino y la electrónica.

Su conexión con la música puede personalizarse en la figura de siete veces ganadora del Grammy Gloria Estefan y en la influencia de sus ritmos –cubanos, raíces congoleñas y de África occidental, pero también pop, rock y R&B- en la música a partir de la década de los ochenta.

MiamiGloriaEstefan
El nombre de Miami va unido, musicalmente, al de Gloria Estefan.

Un fenómeno musical más reciente en el panorama musical de Miami es la música electrónica, con la creación de festivales que, como el Ultra Music Festival, trascienden las fronteras de los conciertos acogiendo también danza, espectáculos de luz o arte.

Nueva York

La metrópoli estadounidense por excelencia es el epicentro global de música, arte, cine, teatro, danza y arte multimedia, que ha escrito sus propios capítulos en la historia del jazz, el bebop, la música folk, la disco, el rock and roll, la música latina, el punk, el rap y el hip-hop.

También fue el último de los hogares de Louis Armstrong, concretamente Queens, donde vivió hasta su muerte en 1971.

En muchos de sus barrios, el hip-hop es hoy lo que el jazz fue para la generación de este artista: una cultura surgida en la calle, con diferentes influencias y grandes dosis de experimentación, donde los jóvenes urbanos construyeron un auténtico movimiento contando sus propias historias a su manera.

El documental America’s Musical Journey puede verse en 3D el L'Hemisfèric del Museo de les Arts i les Ciències de Valencia.