Este es el mejor barrio de Madrid para vivir

Una panorámica de Madrid.| Flickr

Este es el mejor barrio de Madrid para vivir

El barrio más alternativo y cocina de tendencias de la capital es también la mejor zona para residir según un estudio de ‘machine learning’

Un experimento de aprendizaje automático o machine learning ha concluido que Malasaña (formalmente, Universidad) es el mejor barrio para vivir de Madrid según los criterios de habitabilidad más valorados por los ciudadanos de la ciudad. 

Así, la zona comprendida entre las calles Gran Vía, Fuencarral, Carranza, Alberto Aguilera y Princesa, cuyo centro se conoce históricamente como barrio de Maravillas (y, más recientemente, como Malasaña) es la que cumple con los requisitos preferidos por los participantes.

El algoritmo del estudio se llama Arturo en honor al urbanista Arturo Soria

El segundo barrio que reúne las características urbanas preferidas por los encuestados es Sol, siguiendo muy de cerca al primero.

El algoritmo del estudio de urbanismo 300.000 km/s que ha realizado el experimento se llama Arturo (en homenaje al urbanista de la capital Arturo Soria) y aprendió qué variables urbanísticas hacen de la ciudad un espacio más habitable para sus habitantes a partir de las fotografías que escogieron cada uno de los 3.200 participantes.

Malasaña (21069131253)
El barrio de Malasaña ha sido designado como el mejor sitio de la capital para vivir | Wikipedia.

A cada encuestado se le presentaba una secuencia de fotografías, de dos en dos, y se le pedía que seleccionase de cada pareja la que mejor representaba su espacio ideal para habitar en la ciudad.

A partir de esos datos, Arturo estableció un mapa de habitabilidad de Madrid.

La calle ideal de Madrid debe estar situada en el centro, contar con una densidad de habitantes y construcciones importantetener edificios de unos 75 años de antigüedad y disponer de espacios de uso público y comercial

La calle ideal de Madrid

Los datos recopilados muestran que una calle ideal de Madrid debe estar situada en el centro; contar con una densidad de habitantes y construcciones importante; tener edificios de unos 75 años de antigüedad en buen estado de conservación; así como disponer de espacios de uso público y comercial.

Según la edad o el lugar de residencia de los participantes, el estudio ha observado diferencias de criterio.

En ese sentido, los menores de 40 años han mostrado mayor predisposición a vivir en el centro (Puerta del Sol y Carrera de San Jerónimo), mientras que los mayores son más propensos a alejarse de esas zonas.

Igualmente, los no residentes en la capital (más de la mitad de la muestra) han preferido vivir en barrios del centro (Universidad y Embajadores) mientras que los que residen en la ciudad se decantan por las áreas de Recoletos y Castellana.

Noticia original de Business Insider.