Estos tesoros tienen los días contados (debido al cambio climático)

Venecia está en riesgo de desaparecer por culpa del cambio climático. EFE.

Estos tesoros tienen los días contados (debido al cambio climático)

Aunque estén protegidos por la Unesco, monumentos históricos y naturales como la ciudad de Venecia o los monolitos de Pascua están en riesgo de desaparecer

El cambio climático amenaza nuestro estilo de vida. A la desaparición de cientos de especies y al aumento del nivel del mar y los gases de efecto invernadero, hay que sumar la más que posible destrucción de centenares de destinos y localizaciones históricos, auténticos tesoros que corren el riesgo de desaparecer.

Así, la Unesco ha elaborado una lista con monumentos históricos, naturales y arquitectónicos que parecen tener los días contados y que, quizás, no siempre estén ahí para visitarlos.

Lugares históricos como la ciudad de Venecia o la isla de Pascua están en riesgo de desaparecer

De hecho, tal y como denuncia la entidad internacional, estos tesoros podrían perder su valor histórico debido al aumento de la temperatura media del planeta. Así, el ejemplo más claro que presenta la Unesco es el glaciar Sermeq Kujalleq, en Groenlandia: pierde 46 kilómetros cúbicos de hielo al año – la cantidad de agua necesaria para cubrir las necesidades durante un año de toda la población de los Estados Unidos-.

Pero no sólo el paisaje está en riesgo: el aumento del nivel del mar pone en riesgo monumentos históricos como las estatuas de Rapa Nui – en la isla de Pascua – o la ciudad de Venecia.

“Cada patrimonio de la Unesco está en serio riesgo de desaparecer por el cambio climático”, asegura Adam Markham, director adjunto del programa de clima y energía en el Union of Concerned Scientists (UCS), una asociación de científicos norteamericanos que lucha contra el cambio climático.

Se dobla la tendencia

Greenland Ilulissat 24
El glaciar Sermeq Kujalleq en Groenlandia está fundiéndose en los últimos años | Wikimedia.

Según un estudio de la International Union for Conservation of Nature’s (ICN), uno de cada cuatro Patrimonios de la Unesco está seriamente amenazado por el cambio climático.

Aún hay esperanza para estos lugares: si el patrimonio está en buenas manos y la población es consciente, su posibilidad de supervivencia a los efectos del cambio climático es mayor

Esta tendencia se dobló en el periodo comprendido entre el 2014 y el 2017. De esta manera, la directora de patrimonio de la Unesco, Mechtild Rossler, confirma que la entidad está monitorizando los efectos del cambio climático en estos tesoros: “la convención de la Unesco nos marcó como objetivo identificar los tesoros de la humanidad y garantizar su transmisión a las nuevas generaciones. Nuestro papel es evitar que se pierdan por el cambio climático.

¿Estamos a tiempo?

Para Rossler, se antoja imprescindible concienciar a la población sobre los efectos del cambio climático: “Si el patrimonio está en buenas manos y la población es consciente, su posibilidad de supervivencia a los efectos del cambio climático es mayor”.

Por ejemplo, en la Serra de Tramuntana (Mallorca), en la que los recursos de agua son escasos, los locales han rescatado los sistemas de almacenamiento de agua tradicionales, como cisternas o pozos de agua.

1280px Plataforma ceremonial Ahu Akivi   Isla de Pascua
Las estatuas de Rapa Nui, en la Isla de Pascua, están gravemente amenazadas por el cambio climático | Wikimedia.

Aun así, Markham no es optimista con la posibilidad de salvar todos los tesoros arquitectónicos y naturales que protege la Unesco: “No creo que los gobiernos estén adaptando políticos para rebajar los efectos del cambio climático, y menos en las zonas menos desarrolladas del mundo”.

Por último, Markham lanza una advertencia: “Si no cumplimos el Tratado de París vamos a perder todo lo construido hasta la fecha”.