El turismo gastronómico alcanza su mejor punto de cocción

Jordi Cruz, uno de los exponentes de la alta cocina española, con tres estrellas Michelin

El turismo gastronómico alcanza su mejor punto de cocción

Los turistas que buscan experiencias gastronómicas dejan más de 12.000 millones de euros, con Cataluña liderando el gasto general

La cantidad de estrellas Michelin en el firmamento gastronómico de un país es un importante parámetro para tener en cuenta el impacto del turismo de platos, sabores y vinos en el panorama general.

En el caso de España, la última ronda de premios de la famosa guía roja ha colocado al país en la quinta posición mundial, con 195 estrellas en total. Primero se encuentra Japón con 734, seguido por Francia (610), Italia (342) y Alemania (292).

Casi una de cada tres estrellas españolas se encuentra en Cataluña: en esta comunidad autónoma hay 54 menciones, seguidas a una buena distancia por el País Vasco (22) y Madrid (20 estrellas).

El gasto en turismo gastronómico ha subido un 17% en el último año

Con esta constelación, no es de extrañar el impulso del turismo gastronómico en el país. Según un estudio de Ostelea, los turistas que llegan a España motivados por su oferta de platos y sabores aumentaron sus gastos un 17% en el último año, de los 133,90 euros del 2015 a los 156,63 euros por persona y por día del 2017.

Este volumen de gastos es claramente superior al del turista tradicional, que por cada día de estadía deja en España una media de 130 euros diarios. De los 77.415 millones de euros que gastaron en el país, 12.000 millones (15,5%) se destinaron al rubro gastronómico.

Este incremento del gasto es similar al reclamo de la gastronomía como principal motivo de un viaje a España: en el 2013, el 11,8% opinaba que los platos y bebidas del país eran lo mejor de su visita. El año pasado, esta opinión había subido al 15%.

Cataluña lidera el gasto de gastronomía

Cataluña también lidera entre las comunidades que más dinero recibe del gasto turístico en comidas, 2.600 millones de euros (21,7%). Pero esta lectura tiene una lógica: esta es la comunidad que recibe más visitantes de toda España, con más de 18 millones de llegadas internacionales.

Sin embargo, en la variación del gasto interanual allí este concepto cayó el 2%, mientras que la comunidad que más partido ha sacado a su oferta de restaurante, platos típicos y degustaciones ha sido Valencia, que ha facturado 1.412 millones y ha crecido el 13,35%.

Los estadounidenses son los visitantes que más gastan en restaurantes y degustaciones

El turista extranjero que está más decidido a dejar sus euros en bares y restaurantes son los estadounidenses, que lideran con un gasto medio de 390,5 euros. Le siguen otro colectivo caracterizado por su alto nivel de consumo, los rusos, con 346 euros, y en tercer lugar, los visitantes de Canadá, con 326,50 euros.

Expansión del enoturismo

Un subsector que goza de buena salud es el enoturismo. Aquí el español es protagonista, donde el 77,2% son turistas nacionales y el 22,8% extranjeros, y por lo general, la mayoría de visitantes a las bodegas y asistentes a las catas son vecinos de las cercanías.

Según la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), en el 2016 las rutas del vino han dejado 54 millones de euros en bodegas y museos, un 16,6% más que el año anterior, en tanto las visitas han superado los 2,7 millones de personas (+21%).