El estudio que revoluciona la arquitectura de las corporaciones

Así será la nueva sede central del banco Lombard Otier.

El estudio que revoluciona la arquitectura de las corporaciones

El proyecto del Lombard Odier de Herzog y de Meuron quiebra las líneas tradicionales de los grandes edificios bancarios y empresariales

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

29/11/2017 - 17:50h

El banco suizo Lombard Odier ha presentado los diseños para su nueva sede mundial que se construirá en Ginebra. La firma de arquitectos Herzog & de Meuron (la misma encargada de la construcción del Edificio Fórum de Barcelona), ha sido la elegida para poner en marcha el proyecto luego de un concurso internacional.

Su diseño refleja la nueva tendencia en arquitectura corporativa y bancaria. Sin menospreciar la tradicional solidez bancaria, las grandes compañías apuntan a dar una imagen de transparencia y confianza a través de sus sedes principales. Si antes las sedes de los bancos eran de una estética contundente, abrumadora e intimidante, Herzog y de Meuron buscan el efecto contrario.

Reflejo de la sostenibilidad

La nueva central de oficinas del banco suizo se ubicará en la localidad de Bellevue (Ginebra), en un área de 27.400 metros cuadrados. Un diseño representativo de la escuela actual de arquitectura suiza, donde la sostenibilidad es el principal protagonista.

El nuevo edificio no tendrá fachada frontal. "Un búnker revestido de piedra ya no estaría en consonancia con la imagen de un banco contemporáneo. Hemos diseñado un edificio transparente, elegante y medido; como tal, su arquitectura refleja la visión y los valores de Lombard Odier", dijo Pierre de Meuron, gerente y fundador de la firma de arquitectos.

lombard odier
Vista de la sede central del Lombard Otier desde el lago Lemán. 

La nueva sede central del banco privado bordeará el lago Lemán. La forma abierta y transparente, con losas de piso curvadas, permitirá a los empleados experimentar la naturaleza desde dentro del edificio. “La forma y el aspecto de nuestro proyecto no se deben a preferencias estéticas. Nuestra intención es permitir a todos los ocupantes de la nueva oficina central apreciar completamente el entorno natural circundante", añadió Meuron.

Es precisamente la integración del proyecto con el entorno natural de la ciudad lo que llamó la atención de la junta de accionistas de Lombard Odier, un banco suizo fundado en 1796. “Todo ha sido diseñado para inspirar creatividad y trabajo en equipo en un entorno de trabajo dinámico y motivador. Nuestros clientes se beneficiarán de un lugar excepcional al que es fácil acceder y que brindará todos nuestros servicios y experiencia bajo el mismo techo", explicó Patrick Odier, socio principal del banco.

La sede albergará a más de 2.600 empleados, y contará con un auditorio con capacidad para 600 personas y un restaurante para el personal y clientes. Se espera que la construcción comience a principios de 2019, y abrirá sus puertas a finales de 2021.