Montenegro, donde todo está por descubrirse

La Bahía de Kotor es el núcleo turístico más importante de Montenegro.

Montenegro, donde todo está por descubrirse

Con una costa poco conocida, Montenegro cuenta con pueblos de alto valor histórico en espectaculares paisajes sobre el mar Adriático

Juan Santiago Castro

BARCELONA

08/10/2017 - 05:55h

"En el momento de la creación de nuestro planeta, la más hermosa fusión de tierra y mar ocurrió en la costa de Montenegro...Cuando las perlas de la naturaleza fueron juradas, una gran cantidad de ellas fueron esparcidas por toda esta zona". De esta manera, el poeta romántico Lord Byron se refería al país adriático luego de una de sus visitas a inicios del siglo XIX.

Montenegro es uno de los países independientes más jóvenes de Europa. Hasta 2006 funcionó como una república confederada con su vecina Serbia. Sin embargo su historia se remonta a tiempos de los romanos cuando estuvo habitado por diferentes tribus, hasta la llegada de los eslavos a inicios del siglo X.

Desde entonces, ha sido conquistada por bizantinos, serbios y venecianos. Fueron estos últimos los que pusieron el nombre al país en su dialecto, debido al tono negro de los montes Balcanes que se alzan en el lugar.

La pequeña franja hacia el mar

Desde que el comunismo desapareció de la antigua Yugoslavia y por ende de Montenegro, el turismo fue uno de los sectores económicos de mayor crecimiento. Aunque el país aún es candidato para pertenecer a la Unión Europea, utiliza el euro como moneda oficial desde su separación de Serbia.

Montenegro posee una pequeña pero maravillosa salida al mar. Una costa de 293,5 kilómetros donde la Bahía de Kotor, cerca de la frontera con Croacia, se lleva todas las miradas y elogios. Una escarpada ría que recuerda a los paisajes del lago de Como en Italia o de algún fiordo noruego. La particularidad de esta región es que decenas de “Dubrovnik a pequeña escala” se encuentran esparcidas por todo el litoral.

kotor
La rivera de la Bahía de Kotor es escala de varios cruceros que navegan el Mediterráneo. 

Meca de artistas en busca de desconexión

Forza Mare fue el primer hotel de lujo en abrir en el área de la Bahía de Kotor. Ubicado a solo tres kilómetros del antiguo pueblo de Kotor (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), este hotel boutique es uno de los que más recibe huéspedes ilustres en el país. Una larga lista que la compone entre otros: Tom Cruise, Tina Turner, Beyoncé, Roberto Cavalli o Pep Guardiola.

Sin embargo, la costa montenegrina ha enamorado a integrantes del jet set mundial desde hace muchos años. Ya en el década de los cincuenta las actrices Sophia Loren y Marilyn Monroe la tenían en la lista de sus lugares favoritos en el mundo.

El surgimiento de Sveti Stefan

Y no es de extrañarse. La revista National Geographic en su edición de “50 lugares para visitar antes de morir” incluyó a Montenegro en la selecta lista. De hecho, utilizó como foto para esta portada una postal de la costa de Sveti Stefan.

Esta ciudad se encuentra a solo ocho kilómetros de Budva, uno de los puertos más importantes del país. Es un encantador centro turístico en la costa central montenegrina, de exóticas playas de arena blanca, vida nocturna y hermosos ejemplos de arquitectura mediterránea.

Hasta hace solo 50 años la localidad era un pequeño pueblo pesquero. Las calles, techos, muros y fachadas de los edificios se han conservado en su forma original; sin embargo, sus interiores han sido reformados y convertidos en hoteles de lujo.

Sveti stefan
Isla en Sveti Stefan donde actualemente funciona una sede del Aman Resorts. 

Lujo en el Adriático

Aman Resorts es uno de los hoteles más lujosos de la costa montenegrina. Una ciudadela privada ubicado en un islote conectado con un puente al centro de Sveti Stefan. Cuenta con 50 habitaciones en pequeñas casas mediterráneas antiguas, donde funcionan suites de lujo con piscinas privadas, terrazas y sugeridas vistas del Mar Adriático. El resort también cuenta con la playa privada de Kraljičina, al norte del pueblo, considerada como una de las más esplendidas de la costa de Montenegro.

Más al sur, cerca de la frontera con Albania, se encuentra la costa de Ulcinj. Una de las ciudades más antiguas del Adriático, con una mezcla étnica interesante, donde conviven diferentes religiones en medio de exuberantes playas y un patrimonio arquitectónico y cultural de gran valor.

Ulcinj posee sitios de gran interés como la Torre de los Balšić, el Palacio Municipal, el Museo de la Ciudad o el Mercado de los Esclavos. Las playas de Velika Plaža y Ada Bojana (nudista) son uno de los lugares más frecuentados por turistas en esta localidad.

Por el interior de Montenegro

Aunque lo que más llama la atención de los visitantes de Montenegro es su costa, el interior del país también ofrece atractivos paisajes y ciudades. A pesar de su apariencia gris, Podgorica, capital y ciudad más importante del país, esconde rincones muy interesantes como su casco antiguo.

Otros sitios de interés son la Torre del Reloj o la catedral ortodoxa de la Resurrección de Cristo, donde su interior está adornado casi en su totalidad por mosaicos y vitrales. Para algunos podría llegar a ser un poco estridente ver tanta decoración y color en un solo lugar.

Cetinje es otra encantadora ciudad del interior de Montenegro. Antigua capital de Montenegro, posee un marcado pasado austrohúngaro, donde sus embajadas son hoy centros culturales, escuelas de música y museos dignos de apreciar.

catedral ortodoxa podgorica
Interior de la Catedral Ortodoxa de Podgorica. 

El monasterio de Ostrog, una construcción encallada en la roca de las montañas del centro de Montenegro, es uno de los sitios de mayor peregrinaje para los montenegrinos y un gran atractivo histórico para los turistas. Luego de la costa marítima, Ostrog es uno de los lugares más visitados del país, donde se puede apreciar en todo su esplendor la escarpada orografía característica de los Balcanes.

Montenegro está dotado de una gran naturaleza. Además de sus islas y playas, el interior del país cuenta con frondosos bosques y lagos, como el de Skadar que comparte con su vecina del sur Albania, donde los diferentes colores de sus aguas se mezclan con la exuberante vegetación y los pequeños pueblos que lo rodean.

lake skadar
Pueblo pesquero de Karuč en la rivera del lago Skadar. 

Qué comer en el pequeño país

La gastronomía montenegrina está basada esencialmente por verduras, carne y pescado, cocinados con ingredientes típicos de la cocina mediterránea, como el aceite de oliva. Por su largo historial de ocupaciones por otros pueblos, la cocina montenegrina tiene una influencia de países del este y del centro de Europa como Hungría.

El restaurante del Forza Mare o el del Hotel Regent Porto Montenegro ofrecen una excelente propuesta gastronómica mediterránea e internacional en el área de la Bahía de Kotor. En cuanto a la comida del interior del país el Pod Volat, o el Stara Kuca en Podgorica, presenta una de las mejores barbacoas al estilo balcánico. Mientras el Lanterna Podgorica posee una de las recomendadas ofertas de gastronomía montenegrina mientras se disfruta de la música nacional en vivo.