Por qué visitar Cuenca

Panorámica de la ciudad de Cuenca con una puesta del sol.

Por qué visitar Cuenca

Atractivos no le faltan a la ciudad manchega de Cuenca, una de las localidades que atrae menos turistas en España

Juan Santiago Castro

BARCELONA

16/09/2017 - 05:55h

En la confluencia de los ríos Júcar y Huécar se encuentra Cuenca, “La capital del arte abstracto español”. La ciudad cuenta con un casco histórico inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Posee cientos de lugares por visitar y una lista interminable de actividades por hacer. Las Casas Colgadas son una de las postales clásicas, junto a su plaza central enmarcada por enormes arcos y una monumental catedral que destaca en su centro.

La ciudad se engalana en Semana Santa para recibir turistas de España y el mundo. En este periodo se celebra la Semana de la Música Religiosa, uno de los festivales más importantes de este tipo en el país, catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Un trazado medieval caracteriza la parte alta de Cuenca, cruzado por empinadas callejuelas y escaleras, puentes y miradores que ofrecen unas vistas increíbles al valle del rio Huécar y la provincia homónima. Los conquenses reciben a sus visitantes con una amplia oferta en gastronomía, arte, historia, parques naturales y termalismo.   

Uno de las ciudades españolas que mejor conserva su centro histórico, ubicada al borde de una hoz fluvial que la dota de un romanticismo único.

A pesar de ofrecer un sin número de atractivos, Cuenca es la séptima capital de provincia menos visitada del país según cifras del INE. En agosto de 2017 en esta localidad manchega solo pernoctaron 29.789 turistas.

Cuenca, ciudad de arte abstracto

Casas Colgadas de Cuenca
Casas Colgadas de Cuenca uno de los principales atractivos de la ciudad. 

Sobre la Hoz del río Huécar se encuentran las Casas Colgadas o también denominadas Casas del Rey. Un conjunto de edificios en los que sobresalen sus voladizos o balcones, elemento arquitectónico que era muy frecuente en la parte antigua de la ciudad. Sin embargo, quedan muy pocas casas en pie con estas características.

Una de estas casas alberga la Fundación Juan March del Museo de Arte Abstracto Español. En este lugar se exhibe permanentemente una colección de esculturas y pinturas de artistas nacionales de la década de los años 50 y 60, periodo conocido como la generación abstracta.

La ciudad alberga varios museos y fundaciones dedicadas este tipo de arte. El Museo Fundación Antonio Saura, además de exponer obras del reconocido artista al que debe su nombre, fomenta otras iniciativas plásticas contemporáneas de varios artistas locales. La Fundación Antonio Pérez es otro lugar dotado de una muy buena colección de arte contemporáneo, ubicada en un antiguo convento de la ronda Julián Romero que posee además unas excelentes vistas del Huécar.

cuenca museo apuntes arte abstracto espanol1
Obras de la colección de arte abstracto español en Cuenca. Foto, fundación Juan March. 

Sabores de Cuenca

Varios restaurantes en Cuenca ofrecen una excelente propuesta gastronómica local. El Secreto es un restaurante con gastronomía típica conquense, ubicado en un rascacielos histórico con excelentes vistas del centro histórico, decorado con pinturas murales y el ambiente artístico que caracteriza la ciudad.

En el mismo casco antiguo de la ciudad se encuentra el Figón del Huécar, un restaurante especializado en comida manchega actualizada con bodega horadada en roca y comedor de vigas blancas con encanto.

el secreto
Propuesta gastronómica conquense por el restaurante El Secreto. 

Los bares del centro histórico siempre serán una buena opción para los que deseen solo una copa, una cerveza o un tapeo. Sitios como La Edad de Oro, especializado en gin tonics y con una buena vista del Huécar, o La Ronería De La Habana que ofrece unas excelentes tapas y hamburguesas, ambientadas con una buena música y atención del personal.

Para quienes deseen pasar una noche en Cuenca y no quieran moverse de su encantador centro histórico, el Hotel Leonor de Aquitania es una de las mejores opciones. Funciona en una casa palacio del siglo XVIII, situado a pocos metros de la catedral, de la plaza mayor y de los principales centros culturales de la ciudad.  Otro hotel, esta vez de arquitectura más moderna pero con igual excelente servicio y buena ubicación es el Alfonso VIII, ubicado enfrente del parque San Julián.

A las afueras de cuenca

Cuenca ofrece además varias actividades a sus alrededores no muy lejos de su centro histórico. Al norte de la ciudad, a tan solo 50 kilómetros se encuentra el Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo, localizado dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca. Se trata de un laboratorio natural dedicado al estudio de la conservación de diferentes especies de fauna y flora de la región.   

lobo iberco parque el Hosquillo
Lobo ibérico uno de los animales que se pueden avistar en el Parque de El Hosquillo. 

Cerca de allí los turistas podrán tener un momento de relax en el Real Balneario Solán de Cabras. Con instalaciones a ambos lados del rio Cuero y enmarcado por cascadas y una exuberante vegetación, cuenta con 23 confortables habitaciones con todos los servicios incluidos Piscina al aire libre, sala de juegos y restaurante, además de una amplia zona de spa y relajación, compuesta por sauna, sala de masajes, bañera de hidromasajes entre otras.