La resurrección de Túnez, ideal para el otoño

Los paseos en dromedario son una de las atracciones más típicas para el turista que visita Túnez.

La resurrección de Túnez, ideal para el otoño

El pequeño país del Magreb se recupera como destino turístico y ofrece espectaculares paisajes a precios accesibles

Equipo Cerodosbé

BARCELONA.

16/10/2017 - 19:03h

Túnez solía ser uno de los países más visitados del norte de África, junto con Egipto y Marruecos. Los turistas occidentales descubrían su oferta all inclusive con hoteles de lujo, playa y vida nocturna, en una de las naciones más abiertas del mundo árabe a la cultura occidental.

La inestabilidad política tras la primavera árabe (aquí se originó en 2010) y luego de una serie de atentados terroristas devaluaron a Túnez como un destino seguro. Pero las aguas se han calmado, y el país vuelve a presentar sus encantos y a precios más accesibles que otros años.

Playas de postal

Túnez ofrece algunas de las mejores playas del Mediterráneo con una larga temporada de sol a lo largo del año. La costa norte cuenta con una exuberante vegetación y agrestes acantilados, mientras que la del sur está rodeada de un agreste paisaje desértico. En esta zona del país dos mares se unen, uno de arenas doradas y otro de aguas intensamente azules.

El país posee playas para todo tipo de turista, como las de Hammamet, a solo media hora de la capital Túnez y excelente para la práctica del buceo, o la de Monastir, perfecta para la práctica de deportes acuáticos. Djerba, conocida como 'isla del mil palmeras', ofrece kilómetros de fina arena blanca donde disfrutar del sol además de los mejores mariscos de la zona.

tunisia 2547197 1920
Playa en la localidad de Monastir. 

El Haouaria es una de las playas más fascinantes de Túnez y que hasta ahora es poco conocida por los turistas. Su litoral ofrece hermosas vistas y caminatas. La playa de Chaffar, cercana a la ciudad de Sfax (unas de las principales del país), es visitada en su gran mayoría por turistas locales, por lo que aún mantiene notorias tradiciones tunecinas.

Fauna y flora al descubierto

La costa de Túnez se ha convertido en uno de los mejores sitios en el Magreb para la práctica del buceo. Cap Bon, el Tabarka o el Galite son algunos de los lugares con un reconocido prestigio para descubrir los secretos del litoral tunecino.  

Tabarka es el lugar de mayor tradición en la práctica del buceo en Túnez. Ubicado al norte cerca de la frontera con Argelia, en esta localidad se realiza anualmente un concurso de fotografía subacuática llamado Coralis, donde se aprovechan las planicies acuáticas de la barrera coralina más extensa del Mediterráneo. Además, cuenta con un popular sitio llamado ‘Tunnels Reef’, un lugar con 20 túneles subacuáticos naturales donde vive una exuberante fauna y flora marina. 

jumeirah
Buceo entre los corales de la costa tunecina. 

En la costa de Hammamet, los amantes del buceo podrán sumergirse hasta algunos restos de navíos de la Segunda Guerra Mundial. En la región norte de Galite hay un archipiélago compuesto por siete islas en la cual habitan especies submarinas endémicas (algunas en peligro de extinción), como las algas pardas, las algas rojas calcáreas o la famosa Pinna Nobilis, un gigantesco molusco bivalvo.

Túnez es además uno de los mejores lugares en el Mediterráneo para el avistamiento de aves. El país se ubica en una de las rutas de aves migratorias más importantes del mundo, y gracias a su posición estratégica más de 400 especies cruzan por Cap Bon y por el Golfo de Gabés.

Un desierto de película

Túnez ofrece un espectacular paisaje desértico al cual es muy fácil llegar, un simple viaje en una 4x4 de menos de dos horas para disfrutar de las más extraordinarias dunas del Sahara Norte. 

Anfiteatro de El Djem
Vista del anfiteatro de El Djem. 

Uno de los lugares de mayor encanto en medio del desierto es el Anfiteatro de El Djem, mucho más grande que el Coliseo Romano y rodeado de un encantador paisaje desértico y con varios jardines que lo adornan con varios colores. Ubicado a tan solo una hora por carretera desde la ciudad de Sfax, el turista puede acceder mientras hace alguna parada en la carretera para visitar alguna de las muchas casas bereberes que se encuentran por el camino y disfrutar de la amabilidad de los pobladores.

Además de explorar de las arenas del desierto y subir al lomo de los dromedarios, los turistas podrán disfrutar en Túnez de varios de los más oasis que se ubican a lo largo y ancho del país.

Los paisajes de Túnez, que parecen extraídos de la Luna o Marte, han servido de escenario para la grabación de varias películas, como cuatro films de la saga de Star Wars. Estos rodajes se han dado en su mayoría en el cañón de Sidi Bouhlel, conocido popularmente como el “Cañón Star Wars” y en el lago salado de Chott el Djerid, a solo dos horas y media de Gabés, una de las principales ciudades del país.

Otras películas como Indiana Jones, El paciente inglés, o Gladiador (entre otras), también han utilizado los paisajes de Túnez como escenario para sus filmaciones.     

desert tunisia
Desierto de Túnez escenario para la filmación de varias películas.