Exceltur reajusta (a la baja) el crecimiento del turismo español

Grupo de turistas orientales en Pamplona. EFE.

Exceltur reajusta (a la baja) el crecimiento del turismo español

La patronal Exceltur alerta que el sector aumentó solo el 1,1% en el tercer trimestre y rebaja las expectativas de crecimiento del PIB turístico

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

18/10/2018 - 12:38h

Durante el tercer trimestre del año el sector del turismo en España creció solo el 1,1%, lo que confirma su ralentización a lo largo del año. Exceltur rebajó las expectativas de crecimiento el PIB turístico en seis décimas, al pasar de 2,6% al 2% en tres meses.

La patronal no cree que este freno en la actividad sea preocupante. Para la asociación la tasa de crecimiento trimestral refleja la “normalización” del sector, “al ir suavizándose los vientos de cola que han impulsado su extraordinario comportamiento en los últimos cinco años”.

Para Exceltur un rasgo positivo es que, pese a un menor crecimiento, se asiste a un aumento de la creación de empleo, con un incremento del 3,2% en los afiliados a la Seguridad Social hasta septiembre, protagonizado por las contrataciones de las empresas de transporte aéreo, las agencias de viajes y las empresas de ocio.

Menos visitas, pero más gastos

Según las estimaciones del Gobierno español, las llegadas internacionales caerán el 0,8%, hasta los 81,2 millones de turistas, y se cortará la racha de nueve años de crecimiento ininterrumpido.

Exceltur no realizó previsiones sobre la visitas internacionales, pero puntualizó que en el verano bajaron el -3,4% las llegadas, y las pernoctaciones descendieron el -9,1%, aunque el gasto subió un leve 0,7%.

Entre los mercados que acusaron una mayor caída se encuentran el alemán (-11,4%), el británico (-3,3%), el holandés (-10%) y el ruso (-9%).

Entre las causas, Exceltur señala –como fue en el verano- a la recuperación de los destinos del Mediterráneo Oriental, que además tuvo el añadido de la depreciación de la lira turca, lo que permitió a los hoteles vacacionales ofrecer precios más competitivos que en España.

La demanda española no alcanza

La demanda española fue buena, consideró la patronal, pero no fue suficiente para compensar la caída de la demanda internacional, sobre todo en los destinos de sol y playa.

Exceltur afirmó que los números negativos de Cataluña se deben a la “tensión en las calles y playas” durante el verano

Por ello mismo, los hoteles –sobre todo los de costa- sufrieron “una contención” de sus resultados, mientras que las agencias de viaje, las empresas de ocio y de transporte mejoraron su negocio comparado con el 2017.

Tensión en Cataluña

Por comunidades autónomas, Cataluña sigue en números negativos, y la responsabilidad es por “los episodios de tensión en las calles y playas”, o sea las manifestaciones a favor de la independencia, que llevaron hasta el plantado de cruces amarillas en algunas playas como en Mataró.

En tanto, las caídas de Canarias y Baleares se deben a la presión de los competidores, precisa el informe de Exceltur.

Mejores perspectivas para el cuatro trimestre

Sin embargo, el bajón turístico que vivió Cataluña después del 1 de octubre de 2017 puede ayudar en cuanto a las estadísticas, a presentar un mejor panorama al turismo español: en el último trimestre del año pasado el PIB turístico había descendido el -0,7%.

La patronal Exceltur exige que el Gobierno refleje en los presupuestos su preocupación por el turismo

Además Exceltur confía en un repunte de la demanda nacional gracias al turismo de negocios y el sector Mice, y la aceleración del consumo de los principales mercados emisores.

Por estos motivos, el 48% de las empresas consultadas por Exceltur esperan incrementar sus ventas para los últimos tres meses del año.

Pedido de más presupuesto

Para que el sector no pierda más velocidad, Exceltur exigió que los presupuestos reflejen que el turismo es una prioridad para el Gobierno. Por ejemplo, solicitó que el ente Turespaña tenga unas partidas similares, como mínimo, a las de 2011

Esta asociación también pidó que se reduzcan los impuestos y “gravámenes disuasorios” para ganar en rentabilidad y sostenibilidad.

Exceltur consideró que las políticas de remuneración se deben acordar por productividad, y afirmó que se necesitan inversiones para asegurar la intermodalidad en el transporte.