Exotismo, vanguardia y lujo en la emergente Beirut

Beirut ha recuperado el pulso como destino de moda. Foto José María de Pablo.

Exotismo, vanguardia y lujo en la emergente Beirut

La capital libanesa se consolida como ‘the place to go’ entre los viajeros más sofisticados, que encuentran un destino exótico a orillas del Mediterráneo

Junto al centro histórico, totalmente recuperado de las heridas del pasado, emerge Mar Mikhael, el barrio más cool de Beirut, un universo de modernidad que nadie que no sea conocedor de la realidad libanesa espera encontrar por estas latitudes y donde las galerías de arte y las tiendas de diseñadores locales dejan paso a bohemios cafés y sofisticados restaurantes.

En estos tiempos que corren, encontrar un lugar histórico lleno de atractivos y con posibilidades de vivir una experiencia viajera auténtica parece una misión imposible. Sin embargo la capital del pequeño y multicultural país en el corazón de Oriente Próximo que es Líbano cumple con creces este requisito.

Hoy Beirut vive un momento dulce. Atrás quedaron las heridas de la guerra civil y el conflicto con Israel en el verano de 2006, mientras años de trabajo y mucha inversión han logrado devolver a la ciudad su pasado esplendor

Hoy Beirut vive un momento dulce. Atrás quedaron las heridas de la guerra civil (1975-1990) y el conflicto con Israel en el verano de 2006. Años de trabajo y mucha inversión han logrado que en el centro histórico de la ciudad vuelvan a brillar los edificios de bella arquitectura otomana.

Herencia multicultural

Totalmente peatonalizado, el centro está lleno de tiendas y cafés de lujo en los que se puede compartir espacio con la alta sociedad beirutí, heredera de los fenicios, ese pueblo de comerciantes que recorrió el mundo conocido buscando nuevos mercado a los que vender sus mercancías.

El centro de Beirut. Foto José María de Pablo.
El centro de Beirut. Foto José María de Pablo.

Al margen de la revitalización comercial, el barrio histórico de Beirut sigue conservando su papel en la vida administrativa y religiosa. Es en este entorno es donde encontramos el parlamento, la residencia del primer ministro, ocho mezquitas, diez iglesias cristianas y una sinagoga, cifras que dan cuenta de la diversidad de fes que se profesan en el país.

Cruzando la Plaza de los Mártires y las calles de Saifi Village desembocamos en un universo de modernidad: Mar Mikhael, el barrio que marca el pulso de la vanguardia beurití

Encajados en medio de estos hermosos edificios centenarios encontramos los restos dejados por las civilizaciones que pasaron por el Líbano. Especialmente extensos son los vestigios romanos: el foro, los baños y el hipódromo son algunos de los principales hallazgos desenterrados y museizados.

Mar Mikhael: el barrio que marca el paso

Otro tipo de hallazgos son los que nos esperan al otro lado de la histórica Plaza de los Mártires. Tras pasar por las calles de Saifi Village, una pequeña isla de sofisticación y estilo, hay que animarse a dejar a un lado esa ciudad de lujo para conocer otra más bohemia, el barrio de Mar Mikhael.

Las escaleras más fotografiadas de Beirut dan acceso al barrio de Mar Mikhael. Foto José María de Pablo.
Las escaleras más fotografiadas de Beirut dan acceso al barrio de Mar Mikhael. Foto José María de Pablo.

Galerías de arte como Marfa o espacios expositivos de vanguardia como el Sursok Museum marcan sus límites de Mar Mikhael. Se trata de un laberinto de calles y escaleras por las que dejarse llevar a la espera de encontrar un buen restaurante, un bar hipster con pinchadiscos, una concept store donde bucear entre objetos únicos creados en el país, una galería especializada en mobiliario de diseño libanés o una librería en la que hojear sin límite de tiempo las revistas artísticas más transgresoras del mundo editorial.

Cuando cae el sol, las calles de Mar Mikhael son un hervidero de jóvenes disfrutando de la noche mediterránea y de la amplia oferta de restaurantes y bares con buen música que abundan en el barrio

Cuando cae el sol, las calles de Mar Mikhael son un hervidero de jóvenes disfrutando de la noche mediterránea y de la amplia oferta de restaurantes y bares con buen música que abundan por todo el barrio.

Camino al puerto

Otra filosofía es la que se respira en los exclusivos clubes que se han levantado sobre los terrenos ganadas al mar junto al Puerto de Beirut. Es el caso de Music Hall Waterfront, la sede estival del club más exclusivo de la ciudad.

Desde cualquiera de sus escenarios, Music Hall llena las noches de la ciudad de música interpretada por grandes artistas que cantan y bailan en directo los temas más populares ante un público que se entrega incondicionalmente.

El club más exclusivo de Beirut Music Hall Waterfront. Foto José María de Pablo.
El club más exclusivo (y excesivo) de Beirut Music Hall Waterfront. Foto José María de Pablo.

En el Puerto de Beirut se erigen las rocas de Raouché, los farallones más fotogénicos de todo el Mediterráneo Oriental

Después de la marcha debe llegar la calma, y aquí no hay mejor sitio para disfrutarla que caminando por La Corniche, el paseo marítimo que se llena especialmente al atardecer.

Un recorrido aconsejable -y apetecible- es el que va desde la exclusiva Marina de St.George hasta las rocas de Raouché, los farallones más fotogénicos del Mediterráneo Oriental.

Estos dos colosos de piedra parecen coquetear con esa ciudad de mercaderes que en esta zona ha crecido en vertical, incorporando nuevos rascacielos de apartamentos de lujo con vistas al mar por los que se pagan hoy millones de dólares.

Beirut, las rocas de Raouché. Foto José María de Pablo.
Frente a las rocas de Raouché florecen exclusivos restaurantes y clubes. Foto José María de Pablo.

De compras en Hamra

La Corniche suma en total unos 4 km de paseo por el que transitan familias enteras, grupos de jóvenes y parejas que acuden allí a darse un baño de sol al final del día en invierno o un buen chapuzón en verano, ya sea en las playas públicas o en las exclusivas playas privadas, algunas de ellas escondidas detrás de un acantilado o de una fila de camas balinesas.

Centros comerciales y nuevos hoteles como el Radisson Blu Beirut Verdun están dando mucha vida a la zona residencial de La Corniche desde la que es fácil alcanzar Hamra, una de las arterias comerciales más animadas

Centros comerciales y nuevos hoteles como el Radisson Blu Beirut Verdun están dando mucha vida a esta zona residencial desde la que es fácil alcanzar Hamra, una de las arterias comerciales más animadas.

Beirut dispone de exclusivas playas en plena ciudad. Foto José María de Pablo.
Beirut dispone de playas tanto públicas como privadas. Foto José María de Pablo.

Allí, y además de la sede de la veterana Universidad Americana de Beirut, es posible disfrutar de una decadente colección de edificios racionalistas, un estilo arquitectónico que hizo furor en todo Oriente Medio en el primer tercio del siglo XX.

Las posibilidades de llegar a Beirut desde España son desde el pasado mes de junio mucho más amplias, ya que la compañía de bandera libanesa Middle East Airlines (MEA) realiza vuelos directos desde Madrid a Beirut tres veces por semana.