Exteriores confirma la primera víctima mortal española del terremoto en Nepal

Exteriores confirma la primera víctima mortal española del terremoto en Nepal

El número de españoles desaparecidos en la zona ha descendido de 13 a 8

Redacción

Barcelona

05/05/2015 - 15:49h

Las tareas de rescate prosiguen en Katmandú

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha confirmado la muerte de una ciudadana española como consecuencia del terremoto de Nepal. Se trata de la primera víctima española que deja el seísmo del pasado 25 de marzo. Después del terremoto, otra mujer española, cuyo cadáver ya ha sido repatriado, falleció en Nepal tras sufrir una caída, pero en este caso su deceso no está directamente relacionado con el temblor.

Aunque el departamento que dirige José Manuel García-Margallo no ha identificado a la primera víctima mortal española del terremoto, Europa Press ha podido saber que se trata de la joven barcelonesa Roser Palau, que permanecía desaparecida junto a otros seis compatriotas en el valle de Langtang.

Este grupo de españoles es el que desde un principio más preocupaba a las autoridades de nuestro país, ya que el temblor provocó en este área una avalancha de hielo, piedras y lodo que descendió como una ola de barro por todo el valle de Langtang.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón han confirmado a Europa Press que este primer cuerpo hallado sin vida en Langtang no es el de la cántabra y residente en la comunidad aragonesa Isabel Ortiz. La otra mujer que permanecía desaparecida en Langtang era Roser Palau. El cadáver de esta montañera será repatriado "a la mayor brevedad posible", según ha asegurado en un comunicado el Ministerio de Exteriores, que ya ha comunicado la noticia a la familia de la fallecida.

El operativo de rescate desplegado en Langtang para buscar a los españoles desaparecidos se ha visto obligado a suspender los trabajos este martes como consecuencia de una fuerte tormenta que ponía en riesgo la seguridad de los efectivos. Este martes el número de españoles que permanecen sin localizar en Nepal ha descendido de 13 a 8. Cuatro de ellos han sido contactados con vida en las últimas horas por los servicios consulares españoles.