Historia y gastronomía en la meca del jamón ibérico

Jerez de los Caballeros cuenta con un pasado medieval que se descubre con una valiosa propuesta gastronómica. Fotos: José María Toro.

Historia y gastronomía en la meca del jamón ibérico

Jerez de los Caballeros (Extremadura) acoge una de las citas para los amantes del jamón ibérico, plato que se degusta mientras se descubre su rica historia

José María Toro

Blog Hedonista

Barcelona

04/05/2019 - 16:06h

La comarca de Jerez de los Caballeros es la mayor productora de jamón de cerdo ibérico. Tiene lógica que desde hace 30 años se considere como la capital mundial de este apreciado producto, una delicia gastronómica que se suma a sus atractivos históricos y la calma de las dehesas.

Del 9 al 12 de mayo se realizará el XXX Salón del Jamón Ibérico, con un intenso calendario de actividades como degustaciones, charlas, jornadas técnicas, seminarios de investigación científica, y las dos más esperadas: la elección al mejor cortador y el jamón de oro al producto de mejor calidad.

Un producto exclusivo

Esta edición espera superar los 35.000 asistentes del año pasado, donde productores y elaboradores de diferentes denominaciones de origen como Jabugo (Huelva), Guijuelo Dehesa de Extremadura presentan sus productos de animales criados con mimo en dehesas.

Jerez Caballeros01
Jerez de los Caballeros es una de las citas obligadas para los amantes del jamón ibérico.

[Para leer más: Todo lo que hay que saber del jamón para evitar el fraude]

De hecho cada cerdo necesita de dos a seis hectáreas de la dehesa para alimentarse, dos años de cría y engorde y cada jamón de tres a cuatro años para su correcta curación; parámetros que el Consejo Regulador de la DOP Dehesa de Extremadura se encarga de vigilar con celo.

Rico patrimonio histórico

Además del Salón del Jamón Ibérico, la Ciudad Noble y Señorial de Jerez de los Caballeros (o Xerez de Badajoz, como se la conoció en un tiempo pretérito), es una población con un rico patrimonio para visitar.

Llegó a tener nueve conventos en su reducido territorio y que hoy casi todos se han reconvertido a otros usos civiles o de hospedaje o restaurantes manteniendo su estructura intacta.

Jerez de los Caballeros llegó a tener nueve conventos, todos ellos reconvertidos en selectos hospedajes y restaurantes

Entre sus iglesias destacan las de Santa CatalinaSanta María de la EncarnaciónSan Bartolomé, tan característica y visible por su rico adorno en llamativos azulejos; y San Miguel, con su coro de sillería en madera que eran ocupados antiguamente por los Caballeros de Santiago.

Jerez Caballeros02
La villa tiene un rico patrimonio histórico listo para ser descubierto.

Escondidas entre sus calles de piedra y estrechas con fuertes pendientes se conservan palacios como el de la Vicaría, Rianzuela o el del bachiller Juan Martínez de Logroño. La humilde casa natal del primero europeo que llegó al Océano Pacífico desde el este, Vasco Núñez de Balboa, es hoy un centro de interpretación de aquel épico viaje. Precisamente en el 2019 se conmemora el quinto centenario de su fallecimiento.

Restos prehistóricos y romanos

En la región hay restos prehistóricos como el Dolmen de Toriñuelo, de forma circular, cubierta con falsa cúpula (Tholoi) y corredor adintelado.

Además de su interesante pasado medieval, la villa atesora restos prehistóricos y de la época romana

De la época romana quedan vestigios en “El Pomar”, una villa o casa de campo dedicada a la explotación agrícola y ganadera. Por las dimensiones se puede deducir que pertenecía a un patricio que vivió junto con su familia y esclavos.

Recuerdos de los templarios

Los caballeros templarios construyeron un castillo sobre la antigua alcazaba árabe una amplia muralla que se puede visitar.

Jerez Caballeros07
En Jerez de los Caballeros se respira tranquilidad.

Aquí persisten recuerdos más trágicos como la Torre Sangrienta, anteriormente conocidas como Torre del Homenaje, donde se degolló a los últimos caballeros que se resistieron a las tropas de Alfonso XI rey de Castilla y León.

En el Festival Templario los habitantes y las calles viajan a la Edad Media en recuerdo de esta orden religiosa y militar

El pasado de esa orden religiosa y militar se recordará del 5 al 14 de julio en el Festival Templario, donde toda la villa y sus habitantes se recrean en un ambiente medieval. La culminación será la representación teatral de “El último templario de Xerez”.

Más propuestas gastronómicas

Además del festival de su producto estrella, en Jerez de los Caballeros hay una interesante oferta gastronómica por descubrir.

En la gastroteca y restaurante Villanueva 44 hay un culto a la carne de cerdo ibérico y a los productos derivados de este animal así como gastronomía de la tierra, con platos como tabla de ibéricos, ensaladilla extremeña de la casa, gurumelos a la plancha o presa ibérica a la brasa de encina.

postres
Además del jamón hay una interesante variedad de postres tradicionales.

El restaurante del Hotel Oasis ofrece una  cocina tradicional extremeña: croquetas de rabo de toro, revueltos de trigueros, carrillera de ibérico y serradura con torrija y sorbete de limón.

En Jierrito Alejo desde 1910 se venden productos de cerdo ibérico elaborados artesanalmente

En el antiguo convento y hoy reconvertido en hotel y restaurante La Posada de las Cigüeñas se presentan platos de la cocina clásica como ensalada cigüeña, bacalao dorado, o tarta de la abuela.

Para llevar productos a casa, Jierrito Alejo es el establecimiento industrial más antiguo de Jerez de los Caballeros y que tienen constancia que desde 1910 están elaborando productos del cerdo ibérico artesanalmente como el jamón, la paletilla, el chorizo, el morcón, el salchichón o el caldillo; siempre de cerdos ibéricos alimentados con bellotas. Actualmente está gestionada por Raquel Pérez, la cuarta generación de la misma familia.

Y para dulces, los de la Pastelería y obrador Canela, especializado en bollo turco a base de almendras. También tienen recomendadas perrunillas y las novedosas magdalenas elaboradas con harina de bellota.