Ferrari tendrá su propio parque temático en Port Aventura

Ferrari tendrá su propio parque temático en Port Aventura

La automovilística invierte 100 millones de euros en una montaña rusa, un restaurante, una tienda y un hotel exclusivo en las instalaciones catalanas

Parque temático Ferrari World en Abu Dhabi I EFE
Ferrari tendrá un parque temático en España, Ferrari Land. Será una instalación especial de 75.000 metros cuadrados dentro del recinto de Port Aventura, el parque de atracciones que se encuentra entre los municipios de Vila-seca y Salou (Tarragona).

La automovilística ha pactado con el grupo catalán una inversión de casi 100 millones de euros que incluye varias instalaciones. La más destacada será una montaña rusa en la que los visitantes disfrutarán de la conducción de uno de los coches más icónicos del mercado. También instalará un restaurante y una tienda temática. El proyecto más ambicioso para el parque será la construcción de un nuevo hotel bajo la marca Ferrari en la que el cavallino rampante se respirará en todas las instalaciones.

Se espera que el nuevo recinto abra las puertas en 2016, aunque aún no se ha confirmado oficialmente la fecha de inauguración.   
 
El 'cavallino rampante' se respirará en todas las instalaciones de Ferrari Land
La familia Bonomi, accionista mayoritaria de Port Aventura, consigue con el pacto con Ferrari dar la puntilla a la oferta lúdica de las instalaciones. El director general de Port Aventura, Fernando Aldecoa, aseguró hace un año que la intención del grupo era ganar más visitantes y darse más a conocer en el norte de Francia, los Países Bajos y Alemania.

El pacto con Ferrari da un impulso a este objetivo. La automovilística ya tiene su propio parque de atracciones en Abu Dhabi, llamado Ferrari World. La instalación en Port Aventura es el primer proyecto de estas características en Europa. La financiación correrá de su cuenta. Anteriormente se había interesado en construir su propio parque en Cheste (Valencia), pero la falta de acuerdo entre el fondo de inversión que pujaba por la iniciativa y la Generalitat de la Comunitat Valenciana truncó la operación.