Fortunata, Jacinta y las huellas de Galdós en Madrid

Recorremos, con Fortunata y Jacinta, el mismo Madrid que habitó Galdós. Foto: Unsplash

Fortunata, Jacinta y las huellas de Galdós en Madrid

Rutas literarias y un mapa virtual nos permiten transitar el mismo Madrid que Benito Pérez Galdós recorrió y retrató durante 60 años

Mar Nuevo

Madrid

03/03/2020 - 19:35h

En sus sesenta años en Madrid, la ciudad a la que llegó con solo 19 años llegó a ser tan importante en las novelas de Galdós como sus propios personajes, a través de los que retrató como nadie el ambiente, el carácter y las costumbres de una época y un lugar. Pero el escritor también dejó sus huellas, que ahora pueden explorarse a través de rutas literarias y mapas interactivos que le rinden homenaje.

Entre la realidad y la ficción, las actividades permiten adentrarse, justo en el año del centenario del fallecimiento de Benito Pérez Galdós, en lugares y escenas que aparecen en sus novelas, pero también en las sedes de los periódicos en los que escribió, sus domicilios o las inscripciones y homenajes dedicados a él y repartidos por toda la ciudad.

Las mismísimas Fortunata y Jacinta guiarán las visitas que nos permiten adentrarnos en la vida y obra de Galdós

[Para leer más: La exposición que bucea en el talento de García Márquez]

Fortunata y Jacinta

Dentro de la programación que durante todo el año rendirá tributo a su figura bajo el nombre ‘Galdós es Madrid’, destacan los paseos literarios que arrancan este mes de marzo.

placa Fortunata 665x1000

Una placa recuerda que la tienda Sobrinos de Pérez aparece en la novela Fortunata y Jacinta.

El primero de estos recorridos tendrá como originales guías nada más y nada menos que a Fortunata y Jacinta, las protagonistas de la novela del mismo nombre que muchos consideran la mejor del autor y que otros tantos comparan a La regenta de Leopoldo Alas Clarín como gran obra representativa del realismo literario español y hasta de la novela española del siglo XIX.

‘De paseo con Fortunata y Jacinta’ nos llevará al mismo corazón del Madrid de Galdós, una ciudad que se despliega en torno a la plaza Mayor de la ciudad, epicentro también de la novela.

Cronista de la villa

La entrada de la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, marca el inicio de un viaje al siglo XIX en el que nos acompañarán también personajes de la época encargados de la dramatización de algunos de los pasajes de la obra.

Descubriremos no sólo cómo era físicamente aquel Madrid de 1862 cuando Galdós lo pisó por primera vez, sino también cómo era aquella sociedad, con sus usos y costumbres.

La casa de Santa Cruz, en la plaza de Pontejos, es nuestra siguiente parada. Allí vivía la familia protagonista de la novela Fortunata y Jacinta que además representa la burguesía capitalina de finales del siglo XIX.

Retrato de Pérez Galdós que pintó Sorolla

Retrato de Pérez Galdós que pintó Sorolla.

Veremos los comercios tradicionales en torno a la plaza Mayor y la de Santa Cruz, algunos de ellos centenarios y que se conservan tal y como los vio el escritor y pasaremos a la calle Toledo, casi un personaje más de Galdós si atendemos a la cantidad de veces que aparece en sus novelas, y a la cava de San Miguel, donde vive en la ficción Fortunata.

Este mismo vienes se inaugurará precisamente en este lugar la placa en homenaje al personaje emblemático del legado galdosiano y de la literatura española decimonónica. Un reconocimiento no solo a ella, sino a todas las mujeres de la literatura y, en particular, de Galdós: personajes fuertes y carismáticos, grandes y hondos.

Seguramente veremos a la mismísima Fortunata, con la de Bringas y con Emilia Pardo Bazán, que acompañarán este recorrido como si se hubiera emprendido un viaje atrás en el tiempo. Un guía oficial y sorpresas dramatizadas, a cargo de la Asociación Carpetania Madrid, conducirán el itinerario que finaliza en la placa que homenajea al personaje de Fortunata.

Las visitas, totalmente gratuitas aunque requieren inscripción a través de galdos@carpetaniamadrid.com, se realizarán los viernes y sábados de marzo y abril.

El restaurante Sobrino de Botín aparece en varias novelas de Galdós. Foto EFE.

El restaurante Sobrino de Botín aparece en varias novelas de Galdós. Foto: EFE.

Más huellas de Galdós

Además del rastro de sus personajes, podemos seguir las huellas que el escritor dejó a lo largo de sus casi 60 años como madrileño adoptivo. En este caso un completo mapa interactivo en forma de app en el móvil será nuestra mejor guía.

Desde la primera pensión en la que se alojó al llegar a Madrid con 19 años (y ubicada en la calle Fuentes, 3) hasta los restaurantes, cafés y establecimientos que aparecen en sus novelas, pasando por la sede de los periódicos para los que escribía o la editorial donde publicaba sus obras, podemos recrear, 100 años después de su muerte, sus andanzas por Madrid.

Una vez localizado en el mapa, pondremos rumbo, por ejemplo, a la Universidad Central, en la calle San Bernardo, donde ese supone que estudiaría derecho aunque, por él mismo sabemos, sus “frecuentes novillos” le llevaban a lugares más interesantes donde “observa la vida bulliciosa de esta ingente y abigarrada capital”.

La Fontana de Oro o el Café Comercial son algunos puntos galdosianos que aún podemos visitar.

La Fontana de Oro o el Café Comercial son algunos lugares galdosianos que visitar.

También a La Fontana de Oro, famoso café en la calle de la Victoria y donde ambientó una de sus novelas más recordadas, del mismo nombre que el establecimiento, o el restaurante Botín, considerado el más antiguo del mundo, de 1725, y que aparece en novelas como Fortunata y Jacinta, Misericordia y Torquemada y San Pedro.

Sus domicilios en la plaza de Colón o las calles Serrano o Alberto Aguilera, el Café Comercial, donde se cuenta que Galdós se enteró del asesinato del General Prim, o la sede de su propia editorial, en la calle Hortaleza, 104, son otras de las paradas en esta novelesca ruta.