Franceses y británicos salvan la temporada en la catedral del vino

Franceses y británicos salvan la temporada en la catedral del vino

Los enoturistas rusos descubren, poco a poco, las bodegas de la comarca catalana del Priorat

Los visitantes internacionales han salvado el verano de una de las catedrales del vino. La Cooperativa Falset-Marçà, en las ciudades de la comarca catalana del Priorat (Tarragona), admite que hasta el 60% de las visitas a la bodega "son de veraneantes que recalan la Costa Daurada".

Un total de 3.636 turistas habían visitado la empresa vitivinícola hasta septiembre, la mayoría franceses, británicos, belgas y suizos. Asimismo, la gerencia admite demandas "puntuales" de enoturistas rusos.

En cuanto al cliente residente, la cooperativa confía en el empuje de las visitas teatralizadas a la bodega. Globalmente, Falset-Marçà superará este año el total de visitantes de 2012, cuando se cerró un bienio en caída libre.
 
 
La cooperativa confía en el empuje de las visitas teatralizadas
 
Precisamente, esta bodega es una de las 51 empresas impulsoras de Priorat Enoturisme, un nuevo portal web presentado recientemente. La página ofrece "reservar paquetes turísticos en la comarca con sólo tres clicks", según la presidenta de Priorat Enoturisme, Isabel Vilà.

Orientada a capturar de nuevo al turista español, el site lista "experiencias enoturísticas" de todo tipo. Desde estancias a excursiones, además de catas y maridajes.