La cruzada anti tabaco se expande entre las playas

L'Escala fue uno de los primeros municipios con playas libres de humo.

La cruzada anti tabaco se expande entre las playas

Lloret de Mar se suma al listado de playas en lo que está prohibido fumar, una iniciativa en la que Galicia mantiene la delantera

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

09/08/2018 - 19:07h

Hace ocho años parecía imposible que la prohibición del tabaco en bares, restaurantes y discotecas hubiera tenido el éxito que alcanzó. También parecía improbable que la medida hubiera podido ampliarse a los estadios de fútbol. Y cada vez más playas se declaran como espacios libres de tabaco.

En España el tabaquismo causa más de 50.000 muertes al año, y actualmente el 22% de los adultos es fumador habitual, porcentaje que una década atrás era de 10 puntos más, según la Encuesta Nacional de Salud.

Lloret de Mar, en la provincia de Girona, se sumó al listado de municipios con playas donde el cigarrillo está prohibido. Este destino, el segundo más popular de costa urbana de Cataluña (después de Barcelona), recibe a 1,2 millones de turistas al año.

La playa de Sa Boadella fue declarada “zona libre de humo”, y esta denominación también alcanza a cuatro playas más del municipio, escogidas por su mayor predominancia de niños y turismo familiar.

En Galicia hay 79 playas que fueron declaradas ‘libres de humo’ en los últimos dos años

Además de incentivar una vida más saludable, la idea es evitar la suciedad y contaminación por las colillas esparcidas en la arena, indicó el concejal responsable de Espacio Urbano y Sostenibilidad, Jordi Orobitg.

Galicia tiene la mayor red de playas sin humos

La iniciativa fue inspirada en una normativa similar aplicada en Galicia. Esta comunidad autónoma es la que lidera el alcance de la cruzada anti tabaco en las costas españolas: 79 playas de 45 municipios se han sumado desde el lanzamiento en 2016 de la ‘Red gallega de playas sin humo’.

Técnicamente en Galicia –como en el resto de España- no está prohibido fumar en espacios públicos, por lo que el bañista que esté con un cigarrillo en la mano tomando sol en la arena no puede ser sancionado económicamente. Pero en este caso los socorristas se acercan para sugerirle que apague el cigarrillo y le entregan un folleto que detalla las causas de la medida.

Al final, la iniciativa va teniendo éxito cuando cada vez más fumadores se alejan de la playa y se alejan a los paseos o los accesos para prender un cigarrillo.

Aquí fumar tiene multa

Donde sí hay una sanción económica por fumar es en las seis playas del municipio de Mogán, en Las Palmas (Canarias), donde fumar puede ser castigado con 450 euros.

También hay una penalización en Sant Feliu de Guixols, en la Costa Brava, donde la multa puede ser de 300 euros. En este municipio el cerco al tabaco se lanzó en 2012, pero la puesta en marcha fue inversa: en las playas de Sant Feliu y Sant Pol se habilitaron zonas para no fumadores.

Seis años antes, L’Escala –también en la Costa Brava- fue pionera con las prohibiciones de fumar en las playas Nova y Miranda.

Consulta popular ante el consumo de tabaco 

De vuelta en Canarias, el Ayuntamiento de Las Palmas convocó a una consulta popular para decidir si la playa de Las Canteras se declaraba como ‘espacio libre de humos’. La votación tuvo luz verde, y el consistorio anunció que aplicará la multa de 300 euros para quien no cumpla con esta normativa.

En Mogán (Canarias) y Sant Feliu (Cataluña) hay sanciones económicas por fumar en algunas playas 

En Santa Cruz de Tenerife vieron con buenos ojos esta propuesta, y también quieren realizar una consulta para que los vecinos decidan si se prohíbe el tabaco en la playa de Las Teresitas, que suele presentar un lamentable paisaje de colillas semi enterradas en la arena.

Más playas sin tabaco en el futuro

Probablemente el listado de playas libres de tabaco siga en aumento. Coordinadas por el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, unas 60 organizaciones presentaron un manifiesto que solicita endurecer las leyes contra el cigarrillo promulgadas entre 2005 y 2010, y exige ampliar la prohibición de fumar en espacios abiertos con una gran concurrencia de gente, como en todas las playas del país.