Gandía declara la guerra a los vecinos ruidosos

Gandía declara la guerra a los vecinos ruidosos

Los usuarios de alquiler de apartamentos que molesten a sus vecinos podrán ser multados hasta con 1.000 euros

Javier Cavanilles

07/07/2013 - 20:29h

Imagen de la playa de Gandía / EFE
Guerra contra el ruido. En su empeño por apostar por un turismo familiar y de calidad, el ayuntamiento de la localidad valenciana de Gandía ha anunciado un plan integral para luchar contra el ruido. Entre las medidas se incluyen multas de hasta 1.000 euros para quien no respete el descanso de su vecino.

El plan, anunciado por el concejal de Playa, Pepe Just, se centrará en los apartamentos de playa para evitar que algunos inquilinos molestos –generalmente gente joven que acude a la localidad en busca de diversión-- amarguen las vacaciones de los que prefieren aprovechar la temporada estival para descansar.

Normativa de Convivencia Municipal

Las multas serán sólo un parte de un dispositivo que movilizará a un centenar de personas, entre policías, agentes de movilidad y personal contratados con el plan de empleo local. Todos ellos velarán por que se cumplan la recién aprobada Normativa de Convivencia Municipal.

La batería de medidas cuenta con el apoyo de la asociación de administradores de fincas colegiados (AF) y la asociación de agencias de alquiler de apartamentos.

Atajar el problema

El consistorio no oculta que el problema de ruido es uno de los que más perjudica la imagen de Gandia como destino vacacional. “Creemos que hay que atajar el problema", declaro Just durante la presentación del plan.

Para cumplir su objetivo, el ayuntamiento contratará a 45 personas a través de su Plan de Empleo. Estos estarán apoyados por 12 agentes de movilidad, 10 efectivos de la policía y las patrullas de playa habituales.

Dos años después

El origen de esta iniciativa se remonta a 2011, cuando Gandía puso en marcha el servicio de mediador. Tras dos años en vigor, el ayuntamiento ha ido un paso más lejos para incluir medidas de carácter disuasorio.

Así, este verano, en los edificios dedicados al alquiler se indicarán los números de teléfono y normas de convivencia. En cuanto se produzcan molestias, los vecinos podrán sólo tendrán que hacer una llamada.

1.200 apartamentos

Una vez se dé el aviso, 15 efectivos estarán permanentemente disponibles y estas personas, en colaboración con la Policía Local, sancionarán directamente con 1.000 euros a quienes no respeten la normativa de convivencia.

ALOGA, que controla unos 1.200 apartamentos de la playa, colaborará advirtiendo a los inquilinos de las nuevas normas, para respetar el descanso de todos los vecinos.

Pioneros en España

El concejal de Playa recordó que en la localidad conviven turistas y ciudadanos de Gandía con segundas residencias y "se tiene que conjugar el ocio de las personas que vienen a divertirse con las personas que necesitan descansar".

Just ha remarcado que es una medida pionera en España, "nunca ha habido un plan tan ambicioso en contra del ruido y la problemática existente y ha agradecido la colaboración de los presidentes de comunidades para localizar las viviendas donde se produzcan problemas de ruido.