10 recetas (fáciles) para viajar por el mundo a través del paladar

Hecho con plátano frito, el mofongo es un emblema nacional. Foto: Turismo de Puerto Rico

10 recetas (fáciles) para viajar por el mundo a través del paladar

De Israel a Japón y de Finlandia a Tailandia pasando por Irlanda, Costa Rica o Portugal, cocinamos para viajar por el mundo sin salir de casa

Mar Nuevo

Madrid

20/03/2020 - 19:39h

Tenemos series para viajar sin movernos del salón, museos virtuales para asomarnos a la cultura y festivales que nos reservan el mejor asiento: nuestro propio sofá. Y para seguir soñando y viajando por el mundo en este tiempo de coronavirus, tenemos también estas recetas que nos trasladan, de un bocado, hasta el último confín del mundo.

De Finlandia a Israel y de Puerto Rico a Tailandia pasando por Malta, Irlanda, Jordania, Costa Rica, el Alentejo portugués o la ciudad francesa de Toulouse, estas son algunas recetas fáciles que podemos preparar en casa para viajar con la mente y el paladar y, lo más importante, desde nuestra cocina.

Podemos viajar -sin salir de casa- con libros, series, películas, museos, tours virtuales... y también con estas recetas que nos trasladan hasta el último rincón del mundo

[Para leer más: Recetas de grandes chefs para sobrellevar la cuarentena]

Shakshuka, Israel

Con una cocina que se nutre de influencias de judíos llegados de todo el mundo, la cocina israelí es rica y variada y, aunque no hay como degustar el sabich en las calles de Jerusalén, Tel Aviv, Haifa o Akko, podemos prepararlo fácilmente en casa.

Uno de los platos más populares en Israel por su exquisito sabor está elaborado con huevos cocinados en una salsa de tomate y es ideal para para picar y mojarlo en pan: se trata del shakshuka.

Shakshuka. Foto Turismo de Israel.

Shakshuka. Foto Turismo de Israel.

Se elabora con cebolla, pimiento rojo, tomates maduros, dientes de ajos, guindilla, laurel, comino, pimienta negra, pimentón dulce, azúcar, sal, aceite de oliva y  huevos.

Para hacerlo pelamos y picamos la cebolla y los ajos, así como el pimiento y los tomates (pelados). Ponemos una sartén a calentar con un chorro de aceite y añadimos la cebolla, los ajos y los pimientos, que pochamos a fuego lento. Incorporamos los tomates, el laurel, el comino, la pimienta negra, la guindilla, el pimentón dulce, el azúcar y sal al gusto. 

Antes de que el tomate esté casi cocinado y el agua de los vegetales se haya evaporado, añadimos los huevos y subimos un poco la temperatura para que la clara cuaje. Servimos con los huevos escalfados en salsa de tomate y pan para mojar.

Irish stew, Irlanda

El estofado irlandés es, posiblemente, el plato más popular del país. Se trata de una receta a base de ternera, patatas, zanahoria y verdura a la que se le puede añadir también cerveza, acentuando aún más su sabor irlandés.

Para prepararlo necesitamos ternera troceada, patatas, zanahoria, cebolla y/o puerro, caldo o agua, tomate, laurel, harina, sal, pimienta, aceite de oliva y cerveza.

Irish Stew. Foto Turismo de Irlanda.

Irish Stew. Foto: Turismo de Irlanda.

Para comenzar se salpimenta y enharina la carne. Se calienta en una cazuela un poco de aceite. Se añade la carne y se deja a fuego lento hasta que se dore. Añadimos puerro y dejamos pochar, incorporando también las patatas. Se remueve y, en este momento se añade la cerveza. Se pone el caldo de ternera y se deja a fuego lento alrededor de una hora.

Durante este tiempo, en una sartén, ponemos las cebollas y las zanahorias en trozos grandes con un poco de aceite. A continuación, juntamos todo en la cazuela donde hemos hecho la carne, tapamos y dejamos una hora más.

Korvapuusti, Finlandia

La traducción literal sería algo así como “oídos abofeteados” pero los korvapuusti son esencialmente bollos de canela. Y aunque Finlandia no tiene la patente de los bollos de canela, créenos que estos están buenísimos y casi cualquier finlandés sabe hacerlos en casa.

Se necesita mantequilla, levadura, harina, leche, azúcar, cardamomo, huevos y sal y, para el relleno, mantequilla suficiente para cubrir la masa, azúcar y canela. Además, se pueden añadir pasas u otros ingredientes al gusto.

Primero calentamos la leche sin que hierva y añadimos azúcar, huevos, sal y cardamomo. Una vez bien mezclado, añadimos también la levadura. Después se añade la harina lentamente mientras se va removiendo y, a continuación, la mantequilla y se mezcla hasta que quede uniforme.

Visit Finland. Korvapuusti

Korvapuusti. Foto: Visit Finland. 

Tras dejar que la masa crezca, se amasa y se divide la masa en dos mitades rectangulares. Se extiende sobre mitad mantequilla derretida y se añade azúcar y canela. Después se enrollan los rectángulos firmemente por la parte larga y se cortan en ángulos de 45º, para dejarlo reposar un poco más bajo un paño caliente.

Tras unos 30 minutos se barniza con huevo se colocan los granos más grandes de azúcar, para después hornear unos 10-15 minutos a 225º.

Fénetra, Toulouse

Se dice que se preparaba desde tiempos de los romanos y sobrevivió a la Edad Media para llegar a nuestros días como una exquisitez que aún preparan pasteleros tradicionales como Sandyan, propiedad del chef Yannick Delpech, y Maison Pillon

Para hacerlo en casa necesitaremos mantequilla, azúcar, yema de huevo, un sobre de azúcar de vainilla, harina y una pizca de sal y, para el relleno, compota de albaricoque, limón confitado, yema de huevo, azúcar en polvo, harina, almendra en polvo y azúcar glas.

Primero calentamos el horno a 180º y comenzamos con la masa quebrada para lo que mezclamos la mantequilla, el azúcar de vainilla y la harina. Formamos una pelota que se deja reposar y pasamos al relleno.

Cortamos el limón en dados y lo añadimos a la compota de albaricoque, batimos las claras a punto de nieve, incorporamos el azúcar y seguimos batiendo. Añadimos poco a poco el azúcar glas, la almendra en polvo y la harina con cuidado para no romper las claras montadas.

Gateau Fenetra Toulouse Sandyan Y. Delpech © Pierre Soissons

El Fenetra Toulouse que prepara Sandyan. Foto: Pierre Soissons

Después aplanamos la masa y la colocamos en un molde untado de mantequilla. Colocamos encima la mezcla de albaricoques y limón y añadimos la mezcla con las claras de huevo para después hornear durante 30 minutos. Sacamos, espolvoreamos con azúcar glas y C’est prêt!

Pastizzi, Malta

Similares a las empanadillas, los pastizzi son deliciosos bocados de hojaldre que pueden estar rellenos de carne, espinacas, guisantes o queso ricotta y que suelen tomarse como aperitivo.

Para preparar, por ejemplo, los de queso ricotta y espinacas necesitaremos hojaldre -bien preparado o bien hecho por nosotros-, queso ricotta, huevos, sal, pimienta, perejil, un manojo de espinacas, una cebolla y aceite de oliva.

En primer lugar, batimos el queso en un bol hasta conseguir textura crema, le añadimos los huevos y mezclamos. Añadimos sal, pimienta y perejil picado y dejamos enfriar en la nevera. Por otro lado, doramos la cebolla con aceite de oliva y posteriormente incorporamos las espinacas.

Pastizzi. Foto Turismo de Malta.

Pastizzi. Foto: Turismo de Malta.

Cortamos en círculos la masa de hojaldre y echamos en cada uno de ellos una cucharada con la mezcla de queso y otra de espinacas. Los cerramos en forma de saco y los colocamos en una bandeja de horno con la abertura hacia arriba. Con el horno precalentado a 220º, introducimos los pasteles durante 12-15 minutos hasta que estén dorados.  

Açorda, Alentejo (Portugal)

La sopa más típica del Alentejo portugués tiene similitudes con la sopa de ajo española, aunque también dos particularidades muy marcadas: lleva cilantro fresco y se hace con un fondo de caldo de pescado que resulta de escaldar, como no podía ser otro, el bacalao.

Echamos 400 g de bacalao desalado con piel y espinas en un litro de agua hirviendo y dejamos cocer 30 segundos antes de apagar. Cuando se temple, quitamos las espinas y las echamos al caldo junto a la piel y cocemos 30 minutos.

Mientras machacamos en un mortero el cilantro bien lavado y el ajo y añadimos unos 50 ml de aceite de oliva virgen extra, y hacemos trozos de unos 150 g de pan y añadimos al bol con la mezcla de cilantro, ajo y aceite.

Açorda. Foto Turismo del Alentejo.

Açorda. Foto Turismo del Alentejo.

Añadimos el caldo donde hemos cocido el pescado al bol con el cilantro y, para terminar, un poco de bacalao desmigado y dos huevos escalfados  se ofrece con guarnición de pimiento verde en trozos y aceitunas.

Mofongo, Puerto Rico

Emblema de la gastronomía tradicional en Puerto Rico, el mofongo se elabora tradicionalmente a partir de trozos de plátano verde fritos que se machacan en un típico mortero para convertirlos en un pure al que se añade ajo, chicharrones de cerdo (similar a las cortezas de cerdo en España), mantequilla y/o aceite.

Algunas recetas añaden caldo casero de pollo, pescado o carne para ablandar los plátanos cuando se machacan y que sea más sabroso.

El mofongo se puede servir como guarnición o se puede rellenar con cualquier tipo de carne, como pollo guisado, carne de cangrejo, pulpo, filete de churrasco, carne de cerdo frita, mariscos o verduras guisadas. Otras variaciones de mofongo incluyen el mofongo de yuca o el trifongo, elaborado con plátano verde, plátano dulce y yuca.

Mofongo. Foto Turismo de Puerto Rico

Mofongo. Foto: Turismo de Puerto Rico.

Mansaf, Jordania

Más que un plato, el mansaf, uno de los símbolos gastronómicos de Jordania, es sinónimo de hermandad y unidad y como tal se come, con la mano, de una una única bandeja en el centro de la mesa. De origina beduino, es en el desierto donde cobra sus mil matices, aunque con esta receta podemos saborearlo también en casa.

Para elaborar este guiso de cordero sazonado con hierbas, caldo de yogurt (seco o líquido) y guarnición de arroz, almendras y piñones se sofríen en una sartén dos cucharadas de aceite de oliva con cebolla picada muy fina.

Añadimos 1 kilo carne de cordero troceada y, una vez dorada, el yogurt, para dejar cocer durante una hora, hasta que la carne esté blanda.

Mansaf. Foto Turismo de Jordania.

Mansaf. Foto: Shutterstock | Turismo de Jordania.

Se extiende el arroz previamente cocido sobre una bandeja, se coloca el cordero, se baña con el caldo de yogurt y se espolvorea todo con piñones y almendras tostadas.

Som Tam, Tailandia

Si no sabes dónde comer en Tailandia fíjate si tienen un mortero grande y sabrás que estás en buenas manos ya que estás cerca de una tienda Som Tam o que prepara esta ensalada de papaya picante, una receta con cientos de variaciones en todo el país (con cacahuete, con pla-ra, de cangrejo azul, con huevo salado, con fideos…) que también se puede hacer en casa.

Normalmente se elabora con arroz pegajoso en lugar de arroz cocido, además de papaya verde en tiras, ajo, chiles frescos, tomates, judías verdes, cacahuete tostado, camarones secos, salsa de pescado, azúcar de palma y zumo de limón.

Som Tam. Foto: Getty Images

Som Tam. Foto: Getty Images.

Para prepararlo machacamos los chiles y el ajo, añadimos las judías, el azúcar de palma, la salsa de pescado, los camarones secos y el zumo de limón. En un mortero, machacamos suavemente la papaya y los tomates cortados por la mitad. Después mezclamos bien y servimos con verduras frescas.

Picadillo de papa, Costa Rica

Uno de los platos nacionales de Costa Rica es, sin duda, el picadillo de papa, que Laura González Vargas en su libro Cocina Tradicional Costarricense prepara con cecina, ajo, cilantro, consomé de pollo, achiote, manteca, orégano, chile, cebolla y apio, además de papa, claro.

Para prepararlo cocinamos la carne con dos dientes de ajo, orégano, e apio, medio rollito de cilantro, un cuarto de chile dulce, una rodaja de cebolla, medio consomé y un cuarto de cucharadita de sal. Se deja enfriar y se pica en trocitos. La papa se cocina con una pizca de sal, se deja enfriar y se parte en cuadraditos.

Picadillo de papa. Foto Turismo de Costa Rica.

Picadillo de papa. Foto: Turismo de Costa Rica.

Aparte se pican finamente los ajos, el chile y la cebolla. Se colocan en una olla, junto con la manteca y el achiote hasta cristalizar para después agregar la carne, la papa, el condimento y el consomé. Se mezclan por unos minutos y por último se incorpora el cilantro finamente picado.