A la gallega: abre sus puertas el gastromercado de Boanerges

Santiago de Compostela cuenta con nuevo templo gourmet: el Mercado de Boanerges.

A la gallega: abre sus puertas el gastromercado de Boanerges

Siguiendo el modelo de plaza de abastos reconvertida en templo gourmet, nace un nuevo mercado en Santiago que incluye un restaurante de Yayo Daporta

Triunfa en Madrid, de la mano de los consolidados Mercado de San Miguel, San Antón o San Ildefonso; en Barcelona con La Boquería, en Málaga con Las Atarazanas o en Valencia con el nuevo San Valero. La fórmula de tradicional mercado de abastos reconvertida en espacio gourmet suma un nuevo templo en Santiago de Compostela de la mano del Mercado de Boanerges.

La capital gallega, que ya disfruta de las propuestas de La Galiciana, inaugura un espacio llamado a convertirse en centro de peregrinación de compostelanos y turistas pero, sobre todo, en un lugar de culto al mejor producto gallego.

El producto genuinamente gallego es el protagonista del nuevo mercado, cuyo nombre significa “hijos del trueno”, en referencia al sobrenombre dado por Jesús a los apóstoles Santiago y San Juan Evangelista

Porque el producto genuinamente gallego es el protagonista del nuevo mercado, cuyo nombre significa “hijos del trueno”, en referencia al sobrenombre dado por Jesús a los apóstoles Santiago y San Juan Evangelista, y que incluirá un restaurante del chef pontevedrés reconocido con una estrella Michelin Yayo Daporta.

Multiespacio con sabor a Galicia

Ubicado en rúa Monte do Seixo, el nuevo Mercado de Boanerges alberga un total de diez puestos gastronómicos, el restaurante Boamar, de Yayo Daporta, una vinoteca, una cervecería, una cafetería y la coctelería de autor Boavoa.

Mercado de Boanerges, Santiago de Compostela.
Barra de la coctería Boavoa, en el Mercado de Boanerges.

Más de mil metros cuadrados distribuidos en dos plantas y tres terrazas y un aparcamiento propio configuran la propuesta de este nuevo espacio, que contó con una inversión de 2,5 millones de euros y cuyo diseño firma el estudio de interiorismo Madrid in Love.

Líneas limpias y geométricas en el exterior, en contraste con guiños decorativos y materiales que trasladan a los antiguos mercados de abastos y puestos de ultramarinos gallegos, en los que predomina la arquitectura del hierro, definen este multiespacio.

Proveedores y marcas de las cuatro provincias gallegas se dan cita en este mercado que entraña un auténtico homenaje a la cultura y la tradición gastronómica de Galicia

Adoquines grises en forma de espiga que simulan los mercados al aire libre, maderas que revisten paredes y techos y otros materiales típicamente gallegos como pizarras, barro rústico, cañizo, azulejos esmaltados, cobre, acero forjado y corcho natural son los grandes protagonistas. Tanto las lámparas como el mobiliario (a excepción de las sillas) han sido diseñados ad hoc para el mercado.

Diez puestos, diez productos

Tras el proyecto de este nuevo mercado están los hermanos Pedro y José Ramón Acevedo, mientras que su leitmotiv se resume en tres palabras: sabor a Galicia.

Pulpo, pescado, empanadas, ostras, mejillones, algas, conservas, queso, embutidos o carne. Cada uno de los diez puestos de alimentación está especializado en un producto genuinamente gallego

Así, proveedores y marcas de las cuatro provincias gallegas se dan cita en este mercado que entraña un auténtico homenaje a la cultura y la tradición gastronómica de Galicia.

Mercado de Boanerges.
Mercado de Boanerges.

Pulpo, pescado, empanadas, ostras, mejillones, algas, conservas, queso, embutidos o carne. Cada uno de los diez puestos de alimentación está especializado en un producto genuinamente gallego.

Un recorrido nos puede llevar, por ejemplo, del pan y las empanadas caseras de Flor y Nata a los huevos ecológicos de granja y los quesos de Prestes, las conservas de Friscos o las algas de Portomuiños, considerada la mejor empresa especializada en algas de España en recetas frías y calientes.

Pescado y mariscos de O Percebeiro al natural y en distintas preparaciones se codean con las ensaladas y smoothies con frutas y verduras de producción local a cargo de Frutas Nieves, pero también con la ternera, vaca y buey gallegos de la carnicería Chelo&Muñico

Pescado y mariscos de O Percebeiro al natural y en distintas preparaciones se codean con las ensaladas y smoothies con frutas y verduras de producción local a cargo de Frutas Nieves, pero también con la ternera, vaca y buey gallegos seleccionados por la carnicería Chelo&Muñico que se sirven en hamburguesas, chuletón y cortes como la croca o cadera.

El pulpo no puede faltar; en este caso á feira, gratinado o en tostas de la pulpería Aurora de O Carballiño, ni tampoco los helados de Bico de Xeado, elaborados de manera artesanal con leche fresca de vacas gallegas (cuentan con una granja propia en el Concello de Miño).

 

En la misma planta se alza una cafetería dedicada al café 100% arábico que ofrece repostería y desayunos desde las 8:30, así como una vinoteca con representación todas las denominaciones vinícolas gallegas (Ribeiro, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei) y una cervecería (que lleva el sello de Estrella Galicia).

En la segunda planta espera el que será sin duda uno de los espacios más buscados, Boamar, el restaurante que lleva el sello del prestigiosos chef pontevedrés Yayo Daporta

Además, una zona de degustación con mesas mesas altas y bajas individuales o para compartir crean un ambiente distendido e informal, mientras que sus dos terrazas, una de ellas acristalada y aclimatada para el invierno amplían las opciones para disfrutar.  

Boamar: plato fuerte del mercado

En la segunda planta espera el que será sin duda uno de los espacios más buscados, Boamar, el restaurante que lleva el sello del prestigiosos chef pontevedrés Yayo Daporta, el cocinero más joven de la historia en conseguir su estrella Michelin, que ostenta en el restaurante que lleva su nombre y que está reconocido, además, con dos soles Repsol.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

BOAMAR by Yayo Daporta

Una publicación compartida de Yayo Daporta (@daportayayo) el

Cocinero y mercado comparten una misma filosofía: una cocina de marcadas raíces gallegas que, en el caso de Daporta, se actualiza basándose en “el buen gusto y el sentido común” y transita entre la tradición y la vanguardia.

En la carta de Boamar se encuentran algunos de los ya clásicos platos del chef como su versión del cocido gallego y también platos surgidos de sus viajes por el mundo como el chilli crab de centollo y gambones o la arepa de vaca vieja gallega y ají amarillo

La carta de Boamar se articula en torno al producto de cercanía y de temporada, con una presencia destacada de mariscos y pescados, aunque sin dejar de lado carnes.

Así, en la carta se pueden encontrar algunos de los ya clásicos platos del chef como su versión del cocido gallego, mariscos como los mejillones a la brasa o las zamburiñas y platos surgidos de sus viajes por el mundo como el chilli crab de centollo y gambones o la arepa de vaca vieja gallega y ají amarillo.

Mercado de Boanerges, Santiago.

¿Un cóctel?

En la planta superior, Boamar comparte protagonismo con Boavoa, una coctelería dirigida por el bartender de origen gallego Marco Martínez, quien cuenta con experiencia en el hotel Princesa de Yaiza (Lanzarote) y en The Ritz Carlton Abama (Tenerife).

Los cócteles pueden disfrutarse en la propia coctelería, en el restaurante de Daporta y en la terraza que comparten ambos establecimientos

Basándose en los destilados más destacados del mercado (con especial atención a los de manufactura gallega) y en técnicas de la alta cocina, Marco ofrece una carta de cócteles en la que no faltan tragos clásicos con un twist personal (envejecen y maceran los destilados para aportar complejidad y matices) y creaciones de autor en las que priman la creatividad y la artesanía (elaboran sus propios zumos y siropes).

Los cócteles pueden disfrutarse en la propia coctelería, en el restaurante de Daporta y en la terraza que comparten ambos establecimientos. La idea, para Marco Martínez, es “trabajar mano a mano y ofrecerle al cliente una experiencia conjunta, una simbiosis perfecta entre coctelería y cocina”.