África inspira el nuevo restaurante Ritz-Carlton de Tenerife

Reabre el restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama

África inspira el nuevo restaurante Ritz-Carlton de Tenerife

La estética creativa del norte de África protagoniza la nueva propuesta de El Mirador, una de las referencias gastronómicas de The Ritz-Carlton Abama

Acariciado por el sol africano, el escenario de El Mirador, uno de los restaurantes estrella de Tenerife y punta de lanza de la afamada gastronomía del resort The Ritz-Carlton Abama, reabre sus puertas con una nueva imagen, inspirada por la estética creativa del norte de África.

Reconocido internacionalmente como destino de lujo, el Ritz-Carlton Abama es también un referente gastronómico, de la mano de varios de los restaurantes más destacados de toda la isla, entre ellos M.B, de Martín Berasategui, o Kabuki, que suman tres estrellas Michelin (dos M.B y una Kabuki).

El Mirador reabre ahora sus puertas tras haber sido rediseñado por el estudio norteamericano Streetsense y estrena un nuevo concepto, dominado por la inspiración africana

Textiles, ratán y palmeras

El Mirador reabre ahora sus puertas tras haber sido rediseñado por el estudio norteamericano Streetsense y estrena un nuevo concepto, dominado por la inspiración africana, que toma forma en su gran tejado de paja y vigas de madera, que construyen un espacio que se asoma al acantilado, con vistas panorámicas del Atlántico y La Gomera.

Show cooking restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama.
Show cooking restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama.

La renovación se inspira en el trabajo del fotógrafo Peter Brand, en el que destaca la incorporación de elementos culturales de África: complementados con textiles tribales con diseños monocromos, acabados de ratán con techo de paja, exuberantes palmeras verdes y cactus arquitectónicos como elementos decorativos.

Textiles tribales con diseños monocromos, acabados de ratán con techo de paja, exuberantes palmeras verdes y cactus arquitectónicos como elementos decorativos dan forma al nuevo espacio de El Mirador

En línea con el proyecto, el exterior se integra en el interior del restaurante formando un todo que se potencia por las vistas del mar y las aguas turquesas de la piscina infinita ubicada jkusto al lado del espacio.

Desde este enclave único, el mar y la alta cocina conforman un binomio en perfecta armonía.

Plato restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama.
Propuesta gastronómica del restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama.

Propuesta gastronómica

El chef César González es responsable del elegante menú que se sirve en El Mirador, caracterizado por arroces, mariscos y pescados.

Entre las recomendaciones del propio González se cuentan el tartar de atún con almendras tostadas, mango, cilantro y hojaldre de pan y la “sama roquera” con gambas, lapa en escabeche y cilantro.

El chef César González es responsable del elegante menú que se sirve en El Mirador, caracterizado por arroces, mariscos y pescados

Otros platos destacados son el gazpacho de frambuesa con migas de queso de cabra, el tartar de gamba roja y manzana verde, o el tartar de solomillo wagyu con esferas de mostaza y rábano crujiente.

Más espacio y más aforo

Aprovechando la renovación, El Mirador ha ampliado su capacidad, con un nuevo aforo para 248 comensales y un área de comedor al aire libre diseñada para acoger hasta 138 cubiertos.

Propuestas gastro restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama.
Restaurante El Mirador, The Ritz Carlton, Abama.

De esta forma, el restaurante podrá acoger diferentes eventos y banquetes durante todo el año, siempre desde su propuesta de sintonía con la naturaleza y con el sello de exclusividad y elegancia de The Ritz-Carlton.

Situado en Guía de Isora y diseñado por Melvin Villarroel a semejanza de una ciudadela árabe, el resort se eleva en una extensión de 160 hectáreas

Situado en Guía de Isora y diseñado por Melvin Villarroel a semejanza de una ciudadela árabe, el resort se eleva en una extensión de 160 hectáreas donde se encuentran siete piscinas, cascadas y una frondosa vegetación subtropical, compuesta por 90.000 ejemplares de árboles, palmeras y arbustos de 300 especies diferentes.

Este espacio cuenta con diferentes modalidades de alojamiento, todas con el sello Ritz-Carlton: desde las habitaciones de la Ciudadela hasta las ubicadas en las Villas Tagor’, producto exclusivo para adultos, alejadas del centro neurálgico del hotel y con terraza privada.

Un spa de 2.500 m2, un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Dave Thomas, siete pistas de tenis y dos pádel con una Academia dirigida por AnnabelCroft y diez restaurantes, entre los que destacan M.B y Kabuki, completan la oferta The Ritz-Carlton, Abama.