Así se cena en las alturas sobre el parque de Cabárceno

El chef Sergio Bastard firma las propuestas de las cenas áreas sobre Cabárceno Foto Roman G. Aguilera | EFE.

Así se cena en las alturas sobre el parque de Cabárceno

El chef Sergio Bastard propone exclusivas cenas degustación en una telecabina que sobrevuela el paisaje cántabro del parque de Carbárceno

Mar Nuevo

Madrid

28/06/2019 - 14:58h

‘Comerse’ Cantabria ya es, por sí mismo, una buena idea, pero hacerlo mientras se sobrevuela uno de sus paisajes más hermosos puede elevar la experiencia al siguiente nivel. Es lo que propone el chef Sergio Bastard con una serie de ‘cenas aéreas’ que se servirán en la telecabina que del Parque de la Naturaleza de Cabárceno.

Las cenas “a vista de pájaro”, que solo se servirán los viernes de julio y agosto, tienen un precio de 80 euros y combinan la alta gastronomía con el disfrute de las vistas de la antigua mina en la que viven cientos de animales de todos los continentes.

La experiencia tiene el sello de Sergio Bastard, uno de los chefs más reconocidos de Cantabria, y se basa en el producto local de máxima calidad

[Para leer más: Tres restaurantes españoles se coronan entre los 10 mejores del mundo]

Sergio Bastard

La experiencia gastronómica tiene el sello de Sergio Bastard, chef del restaurante La Casona del Judío, uno de los más prestigiosos de la región y conocido también por su paso por el televisivo concurso Topchef.

Tras la éxito de la primera edición el pasado verano, las cenas vuelven a las telecabinas de Cabárceno en un homenaje a la gastronomía cántabra que se basa en un menú creado especialmente para la ocasión con productos de kilometro 0 como base principal.

 

La propuesta se articula en un total de 18 pequeños bocados (o “picas”) que se sirven durante los 50 minutos que dura el recorrido aéreo. Incluyen los productos más representantivos de la despensa regional que van desde las anchoas a los pescados y mariscos de Cantabria, pasando por la carne de Tudanca, los quesucos, la leche, los huevos o los arándanos.

Durante la experiencia, de 50 minutos de duración, 38 cabinas servirán de restaurante en las alturas para los comensales

Se degustará también la cerveza artesanal Mazal de Portus y la ginebra Siderit.

Cómo se cena en una telecabina

Las cenas se sirven en la línea triangular de la telecabina, la línea 1, que parte y llega a la estación de elefantes, y que pasa por el mirador de Rubí y Osos.

Con un máximo de cuatro comensales por cabina, el recorrido se iniciará en la estación de los elefantes con un primer servicio de siete bocados maridados con un cóctel elaborado por Óscar Solana, de la Taberna La Solía.

Las cabinas sobrevuelan los recintos de los animales. Foto Román G. Aguilera EFE.
Las cabinas sobrevuelan los recintos de los animales. Foto Román G. Aguilera | EFE.

Continuará en la parada del mirador de Rubí con un segundo servicio de cinco picas y terminará con la tercera tanta en el intercambiador de osos.

Las cenas aéreas están disponibles los días 5, 12, 19 y 26 de julio, así como el 2, 9, 16, 23 y 30 de agosto

Entre los platos encontraremos propuestas como el crujiente de pistacho, rábano negro, mostaza y hoja de capuchina; tartar de langostino con holandesa y foccacia con bacalao pil-pil y piperada.

Además, bao con rabo de vaca tudanca; nigiri de chipirón; macarrón dulce de arándano cántabro; tocinillo de cielo y bizcocho de remolacha; y mini helado de albahaca y frambuesa.

Componente solidario

La experiencia se puede reservar los días 5, 12, 19 y 26 de julio, así como el 2, 9, 16, 23 y 30 de agosto.

Un total de 38 cabinas (152 comensales por servicio) realizarán el recorrido cada una de las noches para acoger a los comensales que degustarán sus platos mientras observan los recintos de animales como elefantes, bisontes, cebras, leones, linces, osos o watusi, entre otros.

Además este año, y como novedad, se destinarán 20 euros de cada reserva a una asociación con fines sociales. Las reservas pueden hacerse a través de La Casona del Judío.