Bienvenida de año de auténtico lujo

Montecristo Edmundo Cava 8, para recibir el año de la mejor forma. Infografías: Jordi Català

Bienvenida de año de auténtico lujo

Montecristo Edmundo Cava 8 es el broche de inicio de año que se añade a la propuesta de disfrutar de Caviar Nacarii y del vodka Beluga Noble en nochevieja

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

01/01/2018 - 04:55h

Si para despedir el año con auténtico lujo recomendamos el Caviar Nacarii y el vodka Beluga Noble, para recibir el año tenemos otro perfecto complemento. Nos encontramos ante un cigarro joven pero que ya es un clásico como es el Montecristo Edmundo y que acaba de presentarse en una nueva versión con la pátina de 8 años de envejecimiento más los que hay que añadir previos.

Nada mejor que acompañar grandes momentos como la despedida de un año y el inicio del siguiente con un gran habano que ha aparecido en número limitado. Si sigue el consejo de maridarlo con caviar y vodka hágalo en estos tiempos, caviar, vodka, cigarro, vodka caviar. Lo agradecerá.

Ocho años de maduración

Lo más nuevo de la exitosa vitola de Montecristo que ya ha cumplido su 80 Aniversario, es el Edmundo Cava 8 que acaba de lanzarse en exclusiva para España en las cavas de puros. Se trata de 2.500 cajas numeradas en una nueva edición de uno de sus mayores éxitos pero con ocho años de maduración extra en cava, siempre en condiciones ideales de temperatura y humedad controladas. 

Las cajas están numeradas con veinte Edmundos en cada una y vienen con una cuidada presentación y un doble anillado, el de la marca y el del nuevo concepto "Cava 8", en un estuche de madera de okume lacado en negro con el adorno de la anilla de Montecristo. El Okume es un árbol africano de textura lisa, bastante recta y con muy poco nervio, que casi siempre se exfolia para obtener su madera, con una gran capacidad para proteger los aromas del tabaco, en este caso de los Montecristo.

Las hojas de tabaco que contiene este Edmundo fueron cosechadas como mínimo hace 10 años, por lo que sus sabores y rastros en boca han quedado acendrados para obtener una degustación en la que se disfruta también de los toques amaderados.

El añejamiento de 8 años, siempre que sea en perfectas condiciones de humedad y temperatura, permite que el habano siga trabajando en sus condiciones organolépticas, redondeando el sabor del tabaco, domando su agresividad pero manteniendo un nivel aromático alto. Estamos hablando de tabacos cosechados como mínimo hace 10 años.

Infografías: Jordi Català

El Montecristo Edmundo

La presentación del Montecristo Edmundo en el año 2004, con un formato innovador de 135 milímetros de longitud y cepo 52, supuso romper un largo silencio de la marca premium que aportó una línea rompedora en el mercado y fue el punto de partida para que estos trece años transcurridos hayan supuesto una espectacular acogida por parte de los aficionados.

El Edmundo marca bien la tendencia de los habanos más modernos teniendo en consideración que no es nada agresivo en boca, aunque sus rastros tabaqueros se dejan notar gracias a la buena densidad de su humo y a la facilidad de sus aspiraciones por su grueso cepo.

Tras su aparición en el mercado Habanos empezó a considerar los Edmundo como una serie nueva de Montecristo, lanzando en años seguidos el Petit Edmundo (110 mm x 52), el Double Edmundo (155 mm x 50), así como la Edición Limitada de 2010, el Grand Edmundo (vitola de galera Cañonazo, 150 mm x 52).