¿Por qué La Boqueria es el mejor mercado del mundo (según la CNN)?

Puesto del mercado La Boquería, en Barcelona. El consumo de alimentos locales es una tendencia que marcará nuestra alimentación en el futuro cercano. Foto: Archivo

¿Por qué La Boqueria es el mejor mercado del mundo (según la CNN)?

La cadena estadounidense erige al espacio barcelonés por encima de mercados tan populares como el del pescado de Tokio

Cerodosbé .

BARCELONA

21/04/2017 - 06:00h

A debate en Barcelona, el mercado de La Boqueria no tiene discusión en el resto planeta. Mientras comerciantes y Ayuntamiento discuten entre continuar con la apuesta por el turista o mantener su esencia, el bazar se ha coronado como el mejor del mundo, según la CNN.

En la clasificación ha superado a mercados tan populares como el Tsukiji de Tokio, que mueve alrededor de 3.000 toneladas de pescado al día; el de productos orgánicos en Nueva York, promovido por más de 140 granjeros y que recibe más de 60.000 visitantes diarios; y el Or To Kor de Bangkok, que aglutina los mejores productos tailandeses en un mismo techo.

No obstante, ¿por qué La Boqueria se ha erigido sobre el resto de plazas? La cadena estadounidense lo tiene claro: “es el hogar de pescaderías, carnicerías, queserías, fruterías y docenes de pequeñas charcuterías especializadas en jamones y carnes curadas españolas”. Ni rastro de los populares zumos de frutas que tanto se han popularizado en los últimos años.

Además, el mercado también destaca por su oferta a la hora de comer. “En cualquiera de los pequeños restaurantes gourmet se ofrecen mariscos frescos y especialidades mediterráneas de calidad”, añade.

De cocinar en La Boqueria, quien más sabe es Joan Bayén, propietario del mítico del bar Pinotxo. Aunque él asegura que es “uno más”, son muchos los que ya lo consideran una leyenda en el mismo bazar. Entrevistado por Cerodosbé, desgranaba sus rutinas hace apenas tres meses: “cada día abro el bar a las 6 de la mañana, y cuando más aprendo es al ir a un restaurante; observo y reflexiono”.

Sobre el impacto del turismo, el restaurador considera que no está todo perdido: "todavía siguen las personas que guardan aquella calidad del pescado, de la carne, del embutido". Para los que estéis deseando probarlo, los platos con más éxito son los chipirones con judías, los garbanzos con morcilla y el estofado de patata.